Sacerdotes vascos denuncian que el ex cura de Lemona sufre un "castigo injusto”

Colectivos eclesiásticos cercanos a la izquierda abertzale aseguran que “defiende lo que piensa un amplio sector de la sociedad vasca”

El párroco de Lemona entrevistado en el documental "Bajo el silencio" de Iñaki ArtetaLa Razón

La Coordinadora de Sacerdotes de Euskal Herria, Comunidades Cristianas Populares y Herria 2000 Eliza, colectivos eclesiásticos cercanos a la izquierda abertzale, ha salido este martes al apoya del cura de Lemona, Mikel Azpeitia, que llegó a justificar la violencia de ETA en el documental “Bajo el Silencio”, dirigido por Iñaki Arteta.

Según un comunicado firmado por centenares de curas, el cura de Lemona, la decisión de la Diócesis de Bilbao de retirar al párroco de los oficios eclesiásticos es un “castigo injusto”. Según el colectivo tan solo defendió “lo que piensa un amplio sector de la sociedad vasca”.

Para los tres colectivos que suscriben el comunicado, el párroco -que aseguró que ETA "no era terrorismo, sino una respuesta a una represión” y una “guerra entre bandos”- manifestó con "audacia y sinceridad”, lo que un “amplio sector de la sociedad vasca, también cristiano, con sus dudas y contradicciones, ha mantenido y mantiene sobre la reciente historia” en el País Vasco.

Para los firmantes el terrorismo de ETA fue "un nuevo episodio de levantamiento ante la falta de reconocimiento de sus derechos fundamentales, el cual, como en anteriores episodios, ha tenido su vertiente violenta, con el consiguiente rosario de sufrimiento y muertes; pero también de dignidad”, alegan.

En su comunicado, los colectivos cercanos a la izquierda abertzale piden "un clima de reconciliación basado en el respeto de los derechos mutuos, desde el que se puede disentir de la oportunidad y las formas utilizadas”.