Estos son todos los alcaldes que se han autovacunado contra el coronavirus

Tres ediles socialistas en Valencia y uno en JxCAT justifican que accedieron a vacunarse porque “sobraban dosis” y podía ser un buen ejemplo para la sociedad. La polémica ha provocado el enfado de los ciudadanos, al comprobar que los regidores se han saltado el plan actual

Cuatro alcaldes vacunas
Cuatro alcaldes vacunasLa RazónLa Razón

Todos ellos aseguran que lo han hecho con el objetivo de que las dosis que sobraban en las residencias o en los centros de salud “no se perdiesen”. Dicen que no hay mala fe en su actuación. Pero lo cierto es que la decisión de hasta cuatro alcaldes españoles ha levantado la polémica en la sociedad, que ha vivido a través de los medios de comunicación o de las redes sociales la insólita imagen de ver como se saltaban el orden de vacunación contra la Covid en España y que, independientemente de su edad o patología poseen ya en sus cuerpos el primer antídoto contra el coronavirus.

Hasta ahora, según el plan de vacunación que el Gobierno central ha distribuido a las comunidades autónomas, tan solo corresponde vacunar a los grupos de personas mayores que residen en las residencias y a los sanitarios, que son los principales grupos de riesgo.

Hasta cuatro regidores en España, tres de ellos socialistas, alegan que, “se lo ofrecieron” -vacunarse- al comprobar que sobraban dosis que se iban a tirar, o que, podía ser una buena imagen con el objetivo de que concienciar a la sociedad que debía vacunarse si se les llamaba, ante las dudas que, dicen, tiene parte de la sociedad.

Un alcalde de JxCAT

El alcalde de Riudoms, Sergi Pedret, y un concejal de esta localidad tarraconense recibieron la vacuna de la covid-19 en una residencia del municipio, según ha relatado el propio alcalde en su Facebook. Según el regidor recibió una llamada de la persona que coordina el proceso de vacunación en la residencia y le explicó que “unas dosis se iban a tirar ya que, por diferentes circunstancias, algunas vacunas no se pudieron suministrar”. Entonces, el equipo, para aprovecharlas le “pidió recibir la vacuna”, y siguió “las indicaciones de los responsables de la vacunación, confiando en su criterio y en los protocolos establecidos”.

Para Pedret, él no era quien debía decidir “quien se vacuna o no” y, en sus palabras, no podía negarse al ofrecimiento, porque “podría ser interpretado como una desconfianza por mi parte hacia la seguridad de la vacuna”.

Sergi Pedret, El alcalde de Riudoms
Sergi Pedret, El alcalde de RiudomsTwitterLa Razón

Un matrimonio socialista de Alicante

Los alcaldes socialistas de los pequeños pueblos de El Verger, Ximo Coll, y Els Poblets, Carolina Vives, ambos al norte de la provincia de Alicante, se han vacunado contra la covid-19 pese a no formar parte de los grupos de riesgo debido a que sobraban varias dosis que habían sido enviadas al centro de salud local.

El alcalde de El Verger explicó que el pasado viernes le llamó la responsable del centro de salud para explicarle que habían sobrado siete dosis de las enviadas para vacunar al personal sanitario porque dos trabajadores estaban en cuarentena, otros dos tenían gripe y tres más prefirieron que no se la inyectaran. El regidor explica que, desde el centro de salud le indicaron que una vez sacadas del congelador, las dosis se mezclaban y tenían una vida útil de entre 6 y 7 horas, por lo que era conveniente que se aprovecharan.

Según su versión, en su actitud y en la de su mujer, alcaldesa de Els Poblets, no hubo “mala fe” y lo hicieron sin esconderse. De hecho, ambos se hicieron fotografías para inmortalizar el momento de la vacunación y con el fin de “incitar a las personas a que se la pongan”, dado que una parte de los vecinos tienen miedo o cierto rechazo.” ¿Era mejor tirarlas?”, se preguntó el alcalde de El Verger, quien no se ve “un privilegiado sino”, por el contrario, “un conejo de indias”. Además, se defendió, asegurando que él no le había quitado a nadie la vacuna ya que los 4.620 habitantes de El Verger y los alrededor de 2.500 de Els Poblets (que acuden al mismo centro de salud) recibirán sus dosis.

Además, las otras cinco dosis sobrantes fueron puestas a agentes de la policía local y de la Guardia Civil que en ese momento prestaban servicio en la localidad.

Carolina Vives, alcaldesa de Els Poblets
Carolina Vives, alcaldesa de Els PobletsAyuntamiento de Els PobletsLa Razón

Alcalde de Rafelbunfol (Valencia)

Tercer alcalde socialista en vacunarse. Se trata de el socialista Fran López, regidor de Rafelbunfol. y secretario general de Joves Socialistes. Tiene tan solo 29 años, por lo que tampoco le correspondía la prioridad de recibir la vacuna.

Según explicó el edil, pasó por uno de los centros elegidos para comenzar la vacunación en Valencia y “se lo ofrecieron”. “Oye, vacúnate”, le dijeron, y acto seguido lo hizo pensando que con su acción podía ayudar a dar una sensación de seguridad en el primer día de la campaña, cuando había “gente reacia a ponérsela y que cuestionaba la eficacia”. Poco después, reconoció a Efe que “igual no fue la mejor decisión”. Pero pensó que era “un gesto, una acción para ayudar a dar sensación de confianza y tranquilidad”. Además, ha perdido perdón si ha ofendido a alguien.

Fran López, alcalde de Rafelbunyol
Fran López, alcalde de RafelbunyolAyuntamiento de RafelbunyolLa Razón

Alcaldesa de Torrecampo (Córdoba)

Para no desperdiciar la dosis también a alcaldesa del municipio cordobés de Torrecampo, Francisca Alamillo (PSOE), recibió la vacuna contra el Covid-19. Como en los casos anteriores, asegura que era de las que “sobraban” suministradas a los residentes y trabajadores de la Residencia Municipal de Mayores. Según Alamillo, lo ha hecho en su condición de presidenta y porque acude cada semana a la residencia, y tras que el director del centro se lo pidiera.

La alcaldesa de Torrecampo, Francisca Alamillo, en un acto en el Ayuntamiento
La alcaldesa de Torrecampo, Francisca Alamillo, en un acto en el AyuntamientoServicio Ilustrado (Automático) Diputación de Córdoba