Irene Montero remodeló una oficina para montar la “sala de juegos” de los niños en el Ministerio

La ministra de Igualdad sigue utilizando a su asesora de «niñera» y desplazó el despacho de su secretaria para habilitar la estancia de los niños

Una captura de un video en el Ministerio de Igualdad donde se puede ver una sala con una mantita de juegos en el suelo
Una captura de un video en el Ministerio de Igualdad donde se puede ver una sala con una mantita de juegos en el sueloPANTALLAZO DE TVPANTALLAZO DE TV

No era ningún secreto, pero hasta ahora quienes conocen los entresijos del Ministerio de Igualdad preferían no levantar la voz, aunque reconocían lo injusta de la situación, e incluso el «privilegio» del que gozaba Irene Montero. Ahora, tras la denuncia de la abogada de Podemos Mónica Carmona ese silencio se ha roto. La ex responsable de cumplimiento normativo del partido morado denunció ante el juez de instrucción 42 de Madrid que la hoy ministra de Igualdad utilizaba en el año 2019 a «una persona a sueldo del partido» para cuidar de sus hijos. Aportaba facturas de un acto de campaña en Alicante al que había acudido la entonces solo diputada y portavoz de Podemos junto a Teresa Arévalo, también diputada, y su hija menor.

Una situación que, según ha podido contrastar este diario de fuentes cercanas al Ministerio, sigue produciéndose a día de hoy. Los vídeos hasta ahora publicados por LA RAZÓN y las imágenes que muestran otros medios reflejan que la hoy asesora de Montero podría cuidar de la menor de manera puntual, al ver como ésta se encuentra junto a la menor en multitud de ocasiones. Sin embargo, «esto ocurre de manera habitual», explican las mismas fuentes consultadas.

Es, además, una información que el propio partido tampoco niega que ocurriera, al menos en 2019. El equipo jurídico morado remitió ayer un escrito al juez de Madrid que instruye la presunta financiación irregular del partido del vicepresidente segundo instándole a no investigar el caso de la «niñera» que afecta a la ministra de Igualdad. Los letrados alegan que la información que denuncia la ex abogada se trata de «cuestiones de índole personal que nada tienen que ver con el presente procedimiento», relativo a las investigaciones del juez sobre los pagos a la empresa Neurona. Fuentes de Podemos negaron ayer, sin embargo, que la hoy asesora de Irene Montero, Teresa Arévalo, fuese la «cuidadora» de los hijos de Irene Montero en el Ministerio y la propia portavoz de la formación, Isa Serra, se defendió asegurando que «es otra invención más para hacer daño a Podemos». Sin embargo, el relato que hace el equipo jurídico al juez es distinto de la versión ofrecida por el partido. Inciden en este escrito que «de ser cierta la información publicada en los medios de comunicación» la abogada no se limitó a cumplir con el requerimiento que le efectuó el juzgado en cuanto a los hechos investigados por el juez.

«Esto lleva pasando desde el principio, desde que Irene Montero llegó al ministerio», en enero de 2020, aseguran las mismas fuentes consultadas por LA RAZÓN, que apuntan, que –incluso– «otra asesora de la ministra también cuida de sus hijos». Confirman, además que, la asesora se ocupa de cuidar a la bebé mientras que la ministra asiste a reuniones, y que «cuando la niña llora o tiene que comer, la avisa». Incluso, detallan, la ministra decidió, a su llegada a la sede sita en la calle Alcalá, 37, adaptar una «sala de juegos» para sus hijos. Para ello, apuntan, «trasladó el despacho de su secretaria –contiguo al de la ministra– a la otra punta de la planta». Es, entonces, en la oficina de la secretaria donde se encuentra ahora la «sala de juegos» –así es como la llaman en el ministerio– de los hijos de la ministra de Igualdad, aunque, Montero solo acude con su hija menor, debido a las necesidades obvias que requiere una recién nacida, pues ésta nació en agosto de 2019. En la sala rediseñada se han tapado todas las entradas de los enchufes para velar por la seguridad de la pequeña y se ha apartado el mobiliario como mesas o sillas. En el suelo suelen tender una mantita sobre la que juega la pequeña. Durante la pandemia, «donde la mayor parte del equipo se encuentra teletrabajando, la ministra sigue acudiendo a su despacho con su hija menor», recalcan. Pero, no es una práctica exclusiva por parte de la ministra de Igualdad, la de llevar a su hija a su puesto de trabajo, sino que, según revelan estas fuentes, la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Noelia Vera, también suele habitualmente acudir al ministerio con su hija recién nacida, a la que dio a luz en plena pandemia. La ministra, de hecho, no solo acude al Ministerio con su hija, sino que en varias ocasiones se ha llevado al bebé a actos de partido. En la manifestación del 8-M, por ejemplo, se pudo ver a Montero portando a la menor, junto a su asesora Teresa Arévalo.

Desde el entorno del Ministerio lamentan esta «posición de privilegio» de la que se estaría aprovechando la ministra y que «con el erario público una asesora cuide de la hija de la ministra». La asesora cobra en calidad de directora general, 51.946 euros brutos al año. Funcionarias de otras instituciones, que prefieren no revelar su nombre por el temor al señalamiento, denuncian la injusticia y recuerdan que el Congreso de los Diputados y otros ministerios disponen de guarderías.

La ministra de Igualdad, sin embargo, también hace uso en ocasiones de la guardería del Congreso, como ella mismo ha explicado en una entrevista a la revista «Vanity Fair».