Abascal firma junto a Orban, Le Pen y Salvini frenar la deriva federalista de la UE

Proponen una declaración alternativa para el futuro de Europa que ponga a la soberanía nacional en el centro de la acción política de la Unión

Reunión del presidente de Vox, Santiago Abascal, con el primer ministro de Hungría, Viktor Orban
VOX
27/05/2021
Reunión del presidente de Vox, Santiago Abascal, con el primer ministro de Hungría, Viktor Orban VOX 27/05/2021VOX VOX

El líder de Vox, Santiago Abascal se ha adherido a la declaración conjunta sobre el Futuro de Europa, y ha firmado junto a Viktor Orbán, Marine Le Pen, Mateusz Morawiecki, Georgina Meloni y Mateo Salvini un documento de mínimos en el que apuestan por la defensa de una “Europa respetuosa con la soberanía, la libertad y las tradiciones” de los Estados miembros.

En dicha declaración señala que la UE necesita de profundas reformas porque consideran que hoy “en lugar de proteger Europa y su patrimonio, en lugar de permitir el libre desarrollo de las naciones europeas, se está convirtiendo ella misma en una fuente de problemas, ansiedad e incertidumbre”.

Los firmantes apuntan que todos los intentos de transformar las instituciones europeas en órganos que prevalezcan sobre las instituciones constitucionales “crean un caos, socavan el sentido de los tratados, cuestionan el papel de las constituciones de los Estados miembros y, las disputadas resultantes sobre las competencias se resuelven mediante la imposición brutal de la voluntad de las entidades políticamente más fuertes sobre las más débiles”, destacan.

Santiago Abascal, en una declaración, destaca que la Conferencia sobre el futuro de Europa es una demostración más de la desconexión entre las instituciones europeas y los ciudadanos: “La conferencia tiene ya las conclusiones escritas. Busca la federalización forzosa de la Unión en contra de la verdadera voluntad de las naciones europeas y al margen de los parlamentos nacionales”. El líder de Vox indica que esta iniciativa “amenaza directamente el proyecto originario europeo” y busca además imponer “un modelo de sociedad cada vez más alejado de los principios y valores que configuran las raíces cristianas y la historia de Europa”.

Alternativa

Ante esto, Abascal y el resto de firmantes llaman a erigir una alternativa: “No queremos una Europa federal en la que todas las decisiones se tomen en Bruselas. Hemos de demostrar que millones de europeos respetamos, valoramos y queremos conservar como algo bueno, y que estamos dispuestos a defender, la soberanía de nuestras naciones, que las fronteras deben ser un muro infranqueable para quien entra ilegalmente o no tiene voluntad de respetar la civilización occidental, que no puede haber libertad sin seguridad y sin justicia, y que creemos firmemente en la persona, en la vida, en la familia y en la libertad ideológica y de pensamiento”.