Internacional

Marruecos se arma con una nueva flota de drones de combate

Se refuerza con sistemas no tripulados turcos, drones kamikaze israelíes y aeronaves estadounidenses similares a los “Predator” españoles, pero armados

Imagen de un Predator B
Imagen de un Predator B

España es un país peninsular cuyas únicas fronteras terrestres no suponen un peligro para la integridad nacional. Ni Portugal, ni Francia, ni Reino Unido, ni Andorra son un problema. Pero también hay España más allá de la Península. Está la España insular y también está la España africana continental. Y en esta última lo de la integridad ya no está tan claro. La frontera terrestre española es físicamente complicada, por decirlo suavemente, en Ceuta y Melilla y diplomáticamente difícil en el Sáhara Occidental, un territorio que de iure es español. Al otro lado está Marruecos. Un país en pleno proceso de rearme, un rearme como no ha realizado en toda su historia. Y sus ultimas adquisiciones pasan por una amplia y moderna flota de drones de combate. Vehículos sin piloto dotados de las últimas tecnologías en vigilancia, con lo último en armamento o incluso siendo ellos mismos bombas volantes.

La tensión con Marruecos siempre ha estado ahí. Otro continente, otra cultura, otra religión... Y sobre todo otro poder adquisitivo. Solo hay que echar la vista atrás a crisis como la de Perejil o a los más recientes asaltos a la frontera de las Ciudades Autónomas. La cuestión es que, ahora, esa tensión se produce al mismo tiempo que uno de los mayores procesos de rearme de la historia del país norteafricano. Un dato: el año pasado el Gobierno marroquí aumentó un 30% su presupuesto para Defensa y desde entonces no ha dejado de comprar armas.

Dron "Bayraktar"
Dron "Bayraktar" FOTO: GLEB GARANICH REUTERS

La última novedad en este sentido es que Turquía acaba de empezar a entregar los primeros drones de combate “Bayraktar TB2″ adquiridos por el Gobierno marroquí como parte de ese programa de rearme. El contrato, de algo más de 59 millones de euros, sería por 13 unidades de un sistema que ya ha probado su valía en Siria contra obuses y sistemas antiaéreos de fabricación rusa y en Nagorno-Karabaj (Azerbaiyán) contra tropas armenias. En Libia, este dron ha sido utilizado para acabar con dirigentes del grupo kurdo PKK.

El contrato no solo contempla la adquisición de las aeronaves, sino de cuatro estaciones terrestres, un sistema de simulación otro de seguimiento y almacenamiento de información. Por último, también se creará un centro de operación de vehículos aéreos no tripulados en Marruecos, formación de personal y apoyo logístico y técnico.

Los “Bayraktar TB2″ también los tienen países como Ucrania, Catar y Polonia y, por el momento, ya se han demostrado capaces de superar las 27 horas de vuelo continuado.

El uso que Marruecos pueda dar a estas aeronaves es diverso, si bien se han constatado ataques con drones contra el Frente Polisario, así que al menos la opción de combate está clara. La de vigilancia se da por sentada.

MQ-9B SeaGuardian
MQ-9B SeaGuardian FOTO: General Atomics

MQ-9B SeaGuardian y armas guiadas de precisión

Los “Bayraktar TB2″ son la segunda gran compra de drones de combate realizada por Rabat tras conocerse que ya se ha enviado al Congreso estadounidense la transacción para su validación final de un contrato para la venta de cuatro MQ-9B SeaGuardian y armas guiadas de precisión por un valor estimado de más de 850 millones de euros. En concreto, junto a los drones, fabricados por General Atomics, Marruecos adquirirá munición guiada de precisión Hellfire, Paweway y Jdamb, fabricada por Lockheed Martin, Raytheon y Boeing.

Llegados a este punto es bueno recordar que España también compró drones MQ-9, en este caso “Predator B”, aunque las aeronaves españolas no están armadas. Por el contrario, todo apunta a que las marroquíes sí lo estarán. El motivo es que hasta ahora el armar estas aeronaves era muy complicado por las trabas que ponía el Gobierno estadounidense. No obstante, Donald Trump flexibilizó en su último año las condiciones de exportación de drones armados. Una nueva política aperturista enmarcada en el denominado Régimen de Control de Tecnología de Misiles (MTCR, por sus siglas en inglés) que facilitará a los nuevos compradores, como Marruecos, armar sus drones.

No hay que olvidar, además, que las relaciones de EE UU con Marruecos son excelentes históricamente. El país africano fue el primero en reconocer la independencia estadounidense y estos no lo han olvidado, así que trámites de este tipo siempre han sido más sencillos para Marruecos que para otros aliados de EE UU. En este sentido, es de recordar que la Casa Blanca incluso ha apoyado recientemente la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental a cambio, eso sí, de que los marroquíes establezcan relaciones diplomáticas con Israel.

Helicóptero "AH64 Apache"
Helicóptero "AH64 Apache" FOTO: Boeing (nombre del dueño)

Material made in USA e Israel

El rearme marroquí de la mano de EE UU está siendo importante en los dos últimos años. Junto los MQ, Rabat ha comprado 24 helicópteros de ataque AH-64 Apache con opción a otros 12 más y material relacionado por unos 3.730 millones de euros. Además, el Gobierno marroquí se ha hecho con 2.400 misiles antitanque por radio frecuencia (RF) TOW 2A, 400 lanzadores M220A2 TOW, 5.810 bombas MK82-1 y munición diversa para sus cazas F-16 por un importe de unos 878 millones de euros. Luego compró 25 cazas de combate F-16/D Bloque 72 por 3.330 millones y actualizó otro 23 que ya tenía a la versión F-16 V por otros 840 millones de euros. Aparte de esto, hace unos años que EEUU autorizó la venta de 220 carros de combate Abrams M1A1 por 890 millones de euros y más recientemente se aprobó la modernización de 162 carros de ese lote por otros 1.100 millones de euros.

En cuanto a esas buenas relaciones de Marruecos con Israel apadrinadas por EEUU, parece que ya se han traducido en contactos concretos. Según se ha publicado en la prensa francesa, además de la compra de estos drones, Marruecos está construyendo en su propio territorio, bajo el amparo de Israel, sistemas de los conocidos como drones kamikaze o drones bomba. Es de reseñar que si bien el resto de sistemas no tripulados hacen labores de vigilancia aunque vayan armados, el fin último de un dron kamikaze es únicamente impactar contra su objetivo. Estos sistemas tienen una autonomía de una hora, por lo que pueden volar unos 150 kilómetros, y su tecnología sería de la israelí IAI.

La gran pregunta en este caso es hacia dónde apuntará todo ese armamento. Más allá del susto de que un vecino con el que hay problemas de mayor o menor calibre gane peso en Defensa, lo cierto es que históricamente el problema de Marruecos siempre ha estado en Argelia, si bien en los últimos años se ha extendido al frente sur, donde proliferan los grupos terroristas islámicos, las mafias de la inmigración y donde España mantiene su denominada frontera avanzada. Por eso, mucho del armamento marroquí incluso ha sido patrocinado o cedido por Europa con España a la cabeza. Marruecos es el muro que Europa financia para que el integrismo no se acerque y para que los grandes corredores de inmigración estén controlados. En otras ocasiones esto ha salido rana a Occidente, sucedió en Irak, en Afganistán... Marruecos, por ahora, parece diferente.