El 56,8% de los españoles suspende la gestión de Sánchez

Un 59,7% de los encuestados valora positivamente la vacunación, pero el 51,3% critica el control de la pandemia. PP y Ciudadanos no se salvan, porque se cuestiona su labor como partidos de oposición

Encuesta NC Report, fin de año día 31
Encuesta NC Report, fin de año día 31 FOTO: Teresa Gallardo

El final de año viene acompañado de los tradicionales balances por parte del Gobierno y los partidos de la oposición, que, en el caso de Pedro Sánchez no coincide con el que hacen los españoles de su gestión. Si el presidente dibujó el miércoles desde la Moncloa un escenario positivo de recuperación económica y sanitaria tras el azote del coronavirus, los ciudadanos enmiendan su optimismo: ven con incertidumbre su futuro y valoran de manera crítica cómo se ha gestionado el pasado. Según la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, la mayoría de los entrevistados considera que el Gobierno de coalición no ha «estado a la altura» de la situación con la que ha tenido que lidiar en 2021. Así lo cree el 56,8% de los encuestados, mientras que el 34,7 por ciento sí valora los esfuerzos que ha hecho Pedro Sánchez en esta coyuntura. Un 8,5% prefiere no expresar su opinión al respecto.

Este ejercicio político ha estado marcado por sucesivas olas de la pandemia, que se resiste a dar sus últimos coletazos. A pesar de haber superado lo más duro de la misma, los españoles valoran negativamente la gestión que se ha hecho de la crisis sanitaria. De esta opinión son el 51,3 por ciento de los interpelados, mientras que el 39,2% sí considera que el Ejecutivo ha actuado correctamente. El 9,5% no sabe o no quiere responder por esta cuestión. Una de las claves de la respuesta a la Covid-19 ha sido fundamentalmente la vacunación, que se inició hace justo un año. Esta es la única cuestión que los encuestados valoran positivamente de un barómetro cargado de pesimismo. El 59,7% cree que la campaña masiva para inocular la vacuna ha sido un éxito, mientras que el 34,9% no se muestra convencido de ello. El 5,4% no se pronuncia.

Encuesta NC Report, fin de año día 31
Encuesta NC Report, fin de año día 31 FOTO: Teresa Gallardo

Y es que es precisamente a la vacunación a la que el Gobierno central ha fiado toda su estrategia, dejando en manos de las comunidades autónomas las medidas a tomar, en función del contexto sanitario de sus regiones. Esta dejación de funciones del Ejecutivo central en los autonómicos no pasa desapercibida para los españoles, que consideran que la actitud de Moncloa no ha sido «leal» con las CC AA. Así lo señala el 53,5% de los entrevistados, mientras que el 37,3% avala la hoja de ruta de Sánchez de inhibirse en favor de los territorios, dejándoles todo el poder de decisión. El 9,2% no tiene claro el reparto de responsabilidades.

En la última etapa, además, Moncloa ha optado por priorizar la economía, evitando impulsar medidas restrictivas, para no comprometer la recuperación. Una decisión de «convivir» con la Covid-19, como si se tratase de un virus respiratorio corriente, para mantener el «equilibrio entre la salud pública y la recuperación económica». Con este orden de prioridades, la sociedad no se muestra optimista respecto a lo que nos depara el 2022. El 53% cree que la situación no mejorará el próximo año, mientras que el 38,7 por ciento sí confía en la recuperación que augura el Gobierno. El 8,3% no se aventura en pronósticos.

Esto es así porque el ánimo de los encuestados viene dado por su propia situación, que, según la mayoría, ha empeorado el pasado año. En estos términos se manifiesta el 55,6 por ciento de los encuestados, por el 39,3% que no se ha visto perjudicado. El 5,1% no acierta a hacer un balance de su situación. La coyuntura no ha ayudado a mejorar el contexto. El aumento del precio de la vida, con un IPC que ayer marcó récord histórico en 30 años, viene impulsado por un precio de la luz al alza. Un fenómeno que, pese a las medidas adoptadas, el Gobierno no ha sido capaz de atajar. Sánchez ha incumplido su compromiso de que se pagaría lo mismo que en 2018 con 11 millones de hogares, los que tienen tarifa regulada. Por esta cuestión, casi la unanimidad de los entrevistados (el 90,5%) suspende al Gobierno en su gestión de la subida del precio de la luz. Solo el 5,9% valora las iniciativas que ha tomado para frenarlo, como las bajadas de impuestos, y el 3,6% evita emitir un juicio al respecto.

El del precio de la luz no es el único problema que los entrevistados entienden que el Ejecutivo no está resolviendo con diligencia. También les suspenden en otros de ámbito económico como el paro, a pesar de estar en niveles prepandemia, o las pensiones, sobre las que se ha avanzado en su reforma. De esta opinión son el 66,1% de los entrevistados, mientras que el 26,6 por ciento sí cree que el Gobierno se está ocupando de ellos. El 7,3% no sabe o no quiere responder a esta cuestión.

La mala valoración de los españoles no es exclusiva de los partidos que componen el Gobierno de coalición, su crítica también la hacen extensiva a dos de los partidos de la oposición. En concreto, se valora negativamente (49,7%) el papel del PP, que no se ha sumado a consensos durante la gestión de la pandemia. Estos acuerdos tampoco son garantía de reconocimiento ciudadano, si tenemos en cuenta que la formación de Inés Arrimadas también es censurada por el 60,5% de los encuestados.