El PP se “reinicia” en Sevilla volviendo a los valores de la refundación

Alberto Núñez Feijóo será elegido líder del partido y dará a conocer los 35 nombres de su Comité Ejecutivo donde tiene que incluir a quien ocupe la secretaría general

El candidato a la presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, en el acto que celebró con afiliados del PP en Pamplona
El candidato a la presidencia del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, en el acto que celebró con afiliados del PP en Pamplona FOTO: Eduardo Sanz Europa Press

El congreso que el PP celebra el 1 y 2 de abril en Sevilla donde se elegirá a Alberto Núñez Feijóo como nuevo líder del partido es un cónclave de compromisarios. Serán ellos quienes elegirán finalmente al presidente después de que los afiliados votaran de manera directa el pasado día 21 tanto a los compromisarios como al candidato, una movilización que, desde las filas populares destacan ha puesto en valor la “vitalidad e ilusión” de las bases.

En el cónclave, por primera vez tomarán la palabra todos los presidentes regionales del partido y todos los presidentes autonómico. “Nunca antes habían intervenido todos los presidentes regionales y esta vez sí lo hacen porque queremos demostrar que somos un partido plural, como lo es España”, destacan desde el Comité Organizador y además que “somos un partido de gobierno” en muchas partes de España y no solo “lo haremos bien, sino que ya lo estamos haciendo bien” en muchas comunidades.

El candidato a la presidencia del PP intervendrá hasta en tres ocasiones: Una de ellas como moderador en la intervención de los presidentes de gobiernos autonómicos, otra en la presentación de su candidatura y la última, el sábado, como presidente del partido tras su elección.

Vuelta a los orígenes

El Congreso Nacional apela a la historia del partido, vuelve a los “orígenes” a lo que son, lo que quieren ser y lo que serán. Por ello, vuelve al punto de partida donde se refundó: Sevilla, y harán un homenaje a esa refundación de 1990 cuando José María Aznar accedió a la Presidencia del PP. “Este congreso no es de refundación, pero sí de reinicio, lo más parecido que existe a una refundación”. Desde el Comité Organizador destacan que “en esta vida, cuando te equivocas de camino, hay que volver al comienzo y es lo que hará el PP, volver a ese comienzo de principios y valores, un partico centrado en la libertad y la “renovación por adición”. “Nos renovamos en 2022″, con un compromiso con el presente que simboliza el gobierno de Rajoy y el futuro, con la idea puesta en que “no hay tiempo que perder”.

Para los populares aquel congreso de los 90 tenía “dos ideas fuerza”: Se presentaron como un partido “centrados en la libertad” y “la renovación por adición” ya que “el PP es un partido transversal en lo territorial, en lo social y en lo generacional”. Recuerdan que el partido que se refundó hace 32 años era un partido de centro, defensor acérrimo de la libertad y transversal; “donde no sobraba nadie y todos eran bien recibidos”.

Este homenaje se celebrará el viernes a las 17:30 horas y será uno de los principales puntos del programa de un cónclave que prevé la intervención del expresidente del PP Mariano Rajoy, a las 18:00 horas del mismo día; y del líder popular saliente, Pablo Casado, a las 18:30 horas. Junto a Aznar, ambos darán paso a la presentación de la candidatura de Feijóo, un discurso que tendrá lugar a las 19:00 horas del 1 de abril.

Comité Ejecutivo

Por otro lado, las mismas fuentes confirmaron que el viernes se conocerá la lista de los 35 integrantes que Feijóo propone para componer el nuevo Comité Ejecutivo Nacional del PP, así como la lista del presidente gallego con las 30 personas propuestas para la Junta Directiva Nacional. No obstante, señalaron que, aunque el nuevo secretario general del PP esté dentro de la lista de 35 personas propuestas por Feijóo para el Comité Ejecutivo Nacional, los vicesecretarios generales y otros cargos no tienen por qué ir en la lista confeccionada por el futuro presidente del PP, y, de hecho, es “lo normal”. El propio Feijóo ya advirtió en una de sus intervenciones que era posible que no se supieran todos los nombres que compondrá su equipo y que iría añadiéndolos tras el cónclave de Sevilla.