El PSOE tumba la ley de ERC para que se vote a partir de los 16 años

El PP también se opone a la norma, que han impulsado los republicanos por tercera vez

Esquerra ha vuelto a presentar una proposición de Ley para permitir que los mayores de 16 años puedan votar. Sin embargo, no ha prosperado por la oposición del PSOE, que considera que es una reforma que se debe de abordar en la subcomisión creada para abordar la reforma del régimen electoral general. Los socialistas sí estarían a favor de la medida, pero siempre que sea bajo el paraguas de la subcomisión para lograr un amplio consenso. El PP y Vox también se han opuesto. Podemos sí la ha apoyado. En total, ha quedado rechazada por 218 votos en contra. Ha contado con 67 votos a favor y 58 abstenciones.

Los republicanos ya presentaron una propuesta legislativa en 2016 y 2020 en la misma dirección, pero tampoco prosperó. Se apoyan para justificarla en que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa aprobó en 2011 la Resolución 1826 “sobre el fortalecimiento de la democracia mediante la reducción de la edad para votar a los 16 años” y aluden a que hay países que ya han adoptado medidas en ese sentido. Austria en 2007, Brasil, Ecuador, Hungría, Eslovenia, Noruega, Argentina, algunos Estados de Alemania y el cantón suizo de Glaris.

Sin embargo, el diputado del PSOE, José Zaragoza, ha expresado el rechazo de su grupo a apoyar esta ley ahora mismo. “Este Gobierno acordó abrir este debate en una subcomisión y es donde se va a tener. No confunda el método con el fondo”, ha afirmado, en alusión a que pese al rechazo a la ley, sí hay predisposición en el PSOE a rebajar la edad para votar. También Zaragoza ha sido crítico con Esquerra por plantear este debate ahora, “saltándose” el que hay en la subcomisión: ha recordado a ERC que Cataluña continúa con una ley electoral de hace 44 años, sin visos de ser reformada y de la que se ha beneficiado para gobernar actualmente la Generalitat y da mayoría al independentismo en escaños (sin tenerla en votos); y, con ironía, ha avisado sobre posibles segundas intenciones con esta propuesta de ley ya que los republicanos la presentaron en 2016 (un año antes de las elecciones de 2017) y la presentaron en 2020 (un año antes de las de 2021).

El diputado del PP, José Antonio Bermúdez de Castro, ha hecho una argumentación más técnica y, tras recordar que hace tres meses el 80% de los diputados del Congreso rechazó rebajar la edad para votar, ha afirmado que “la edad de las personas tiene enorme trascendencia jurídica”: “Afecta a nuestra vidas porque delimita la consideración de la mayoría de edad para el ejercicio de derechos y la asunción de responsabilidades”. “No se puede separar el ejercicio del derecho de sufragio de la mayoría de edad. De hacerlo, por el efecto arrastre y distorsionador que tendría en todo el ordenamiento jurídico, podríamos desnaturalizar el contenido de la institución de la mayoría de edad hasta hacerlo irreconocible”, ha señalado.

También ha expuesto que la elección de los 18 años “no es caprichosa ni improvisada”, sino que se pretendió equiparar nuestro ordenamiento jurídico al de “nuestro entorno político y cultural”. “Y ese entorno no ha cambiado. Mencionan que algunos países, pero siguen siendo una minoría y esta condicionado a determinadas circunstancias como trabajar o estar casado”, ha afirmado, y ha recordado que el Consejo de Europa ha recomendado rebajar la edad de sufragio tanto activo como pasivo a los 16 años: es decir, que con 16 años se podría ser elegido para cargo público, algo que Esquerra no incorpora y que los populares no ven viable.