El presidente de RTVE se elegirá en tres meses por dos tercios del Congreso

Los candidatos serán designados por concurso público y se someterán a la evaluación de un comité de expertos.

El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez
El presidente de RTVE, José Antonio Sánchez

Los candidatos serán designados por concurso público y se someterán a la evaluación de un comité de expertos.

Tras una jornada de negociaciones entre los diversos grupos parlamentarios, la Cámara Baja dio ayer luz verde a la reforma de RTVE por la cual se modifica la elección del Consejo de Administración de la Corporación y por tanto, de su presidente. Votaron a favor 343 diputados –PP, PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y PNV– y la abstención de Bildu. Se prevé que en septiembre pueda estar en vigor para que los grupos parlamentarios empiecen el proceso –que durará unos tres meses– para el nombramiento de los nuevos responsables de la corporación sin que sea necesario esperar al fin del mandato de los actuales consejeros, previsto para junio de 2018. La modificación de la norma ha sido a propuesta del PSOE por trámite de urgencia y en lectura única el pasado mes de abril. Así, se vuelve al modelo del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. La iniciativa aún tiene que ir al Senado.

Nueve consejeros

Hay varias etapas para designar al nuevo presidente entre los nueve miembros de los consejeros elegidos. Se contempla que se les designe por concurso público, en el que los candidatos deberán presentar un proyecto para la corporación. Lo siguiente es que estos pasen el filtro de un comité de expertos «formado por personas de reconocido prestigio profesional cuyos miembros serán designados para cada ocasión por sorteo entre los propuestos proporcionalmente por los grupos parlamentarios. El comité dará a conocer sus informes de evaluación y serán remitidos a la comisión competente, bien la Mixta (Congreso-Senado) o la de nombramientos. Después. llegará el momento en que se seleccionen, Unos se someterán al escrutinio de la Cámara Baja y otros de la Cámara Alta, posiblemente serán cinco por el Congreso y cuatro por el Senado. La persona elegida para presidente y los miembros del consejo tendrán que tener el «sí» de dos tercios de la cámara (233 diputados). Si no prospera ninguna propuesta, la elección se hará por mayoría absoluta, 176 señorías. Si no prospera el primer intento, se procederá a una segunda votación en quince días hasta llegar a una tercera, con un matiz, ya que tienen que estar presentes cuatro de los siete grupos parlamentarios. Esta medida es un sistema de desbloqueo, aunque no es tan sencilla como parece, ya que en las próximas semanas se tendrán que intensificar las negociaciones para elegir a un canditato de consenso, algo que, en estos momentos, se antoja bastante complicado. Los nueve consejeros pasarán de nuevo el filtro del Congreso y entre ellos, habrá que votar de nuevo para designar al presidente. El proceso finalizará con la votación en ambas cámaras.

Se contemplan todas las posibilidad incluida que este proceso se quede en punto muerto en el plazo contemplado. En el caso de que esto ocurra, la elección del Consejo y del presidente de RTVE será por el procedimiento reglamentario vigente, es decir, sin concurso público, según informa la agencia EFE.

Aunque este acuerdo ha contado con el apoyo del Grupo Popular su portavoz para RTVE, Ramón Moreno, ha señalado que la nueva ley «tiene carencias, ya que es limitada y su redactado es deficiente». «Parece que es un quitáte tú para ponerme yo». También ha criticado que se haya hecho por el trámite de urgencia ya que una reforma como ésta, «de gran calado», necesita ser consensuada a partir de unas bases sólidas» para su funcionamiento. Moreno también ha sido muy crítico con los movimientos de la oposición que, deliberadamente, han dejado de lado al grupo mayoritario en el Parlamento. El diputado del PP se estaba refiriendo a lo que ha sucedido en los últimos días. Tras la llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE, se han incrementado los contactos con Podemos con la voluntad de acercar posturas. La primera de ellas, ha sido esta modificación legal. Ciudadanos y PNV se sumaron antes de empezar el debate y, finalmente, lo hizo el grupo Popular.

Por último, Moreno ha defendido la gestión del actual presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, que en su momento, sólo contó con el apoyo del PP. Tras su puesta en marcha, Noelia Vera, de Unidos Podemos ha destacado que «esta modificación de la ley aportará transparencia y evitará la designación ‘‘a dedo’’». Por su parte, el socialista José Miguel Camacho ha lamentado «la manipulación», aunque se ha mostrado esperanzado, y por parte de Ciudadanos, Guillermo Díaz ha manifestado que desde ayer «se deja atrás una etapa en la que «la pluralidad e independencia han estado poscritas».