Andreu deja de investigar el atentado del 17-A

Tras 16 años, el magistrado abandona su juzgado de instrucción para pasar a la Sala que enjuicia en la Audiencia.

Tras 16 años, el magistrado abandona su juzgado de instrucción para pasar a la Sala que enjuicia en la Audiencia.

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) prevé realizar el próximo jueves tres nombramientos que afectan directamente a la Audiencia Nacional, dos a sendos juzgados centrales de instrucción, una a la Sala de lo Penal y otra a la Sala de Apelaciones.

Los dos juzgados de instrucción que contarán en breve con nuevos titulares serán el que ha ocupado Carmen Lamela y el que dejará en breve Fernando Andreu, instructor de la causa abierta tras los atentados del 17-A en Barcelona y Cambrils (Tarragona) y que también investigó el «caso Bankia» y la pieza de las «tarjetas black» de Caja Madrid y Bankia, sobre el que se ha pronunciado el Tribunal Supremo el pasado miércoles.

El primero de ellos pasará tener como responsable a la actual presidenta de la sección 27 de Madrid, con dedicación exclusiva a temas de violencia de género, María Tardón (de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria), tal y como adelantó LA RAZÓN el pasado lunes; mientras que Fernando Andreu dejará su juzgado después de 16 años para incorporarse a la sección segunda de la Sala de lo Penal, que preside María José Rodríguez Duplá. Andreu ocupará la plaza de Rafael Mozo, quien se encuentra actualmente en servicios especiales dada su condición de vocal del Consejo General del Poder Judicial. El cambio de destino de Andreu obligará al CGPJ a convocar en las próximas fechas la plaza que deja vacante como titular del Juzgado de Instrucción número 2.

Quien también se incorporará a la Sala de lo Penal será el actual presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Francisco Javier Vieira, quien, en principio, tras casi una década al frente del TSJM ocupará ahora la vacante por la jubilación, que se hará efectiva a finales de año, de otro veterano de la Audiencia Nacional, el magistrado Antonio Díaz Delgado.

Una vez que se produzca la renovación del Consejo del Poder Judicial, cuyo mandato vence el próximo diciembre –aunque todo hace indicar que el relevo se retrasará varios meses–, Rafael Mozo pasará a formar parte de la sección segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, con lo que Andreu quedará adscrito a la Sala. En ese momento, será la presidenta de la Sala de lo Penal, Concepción Espejel, quien le asigne a la sección que más precise contar con un nuevo magistrado. Se encontrará así en la misma situación que la magistrada María Ocariz, quien ocupa actualmente en esa misma Sala la plaza de José Ricardo de Prada, en servicios especiales en el Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Se da la circunstancia de que dos de los magistrados inmersos en estos cambios de destino –Andreu y Tardón– se han postulado también como vocales del Consejo del Poder Judicial. Su elección para el órgano de gobierno de los jueces no implicaría que se viesen forzados a dejar la Audiencia Nacional salvo en el caso de que fuesen designados para integrar la comisión permanente, que requiere de dedicación exclusiva.

A la espera de que se cubra la plaza que deja vacante Andreu, dos de los seis juzgados de instrucción de la Audiencia, el 2 y el 3, tendrán nuevos titulares: la propia Tardón, en sustitución de Carmen Lamela, y el magistrado que releve a Andreu.