Ares, «muy orgulloso» de haber contribuido a que ETA sea hoy un «mal sueño»