Asturias gasta 91,8 millones anuales en la asistencia sanitaria concertada

La Razón
La RazónLa Razón

La defensa de las bondades del modelo público en Sanidad fue una de las propuestas del programa electoral socialista de 2012 de cara a las elecciones autonómicas. Pero eso no significa que el Gobierno de Javier Fernández no compagine «la defensa de lo público» con la alternativa del modelo concertado. Y es que la prórroga de los presupuestos de 2013, ante la imposibilidad del Ejecutivo socialista de recabar apoyos a sus cuentas en la oposición, significará que el Principado dedicará este año otros 91,8 millones de euros para la «asistencia sanitaria con medios ajenos», es decir, el 6,2 por ciento del presupuesto total de la Consejería de Sanidad. Y casi los defensores del Sistema de Salud Público pueden estar contentos, porque el proyecto de presupuestos asturianos para 2014 preveía un aumento del 9,6 por ciento en esta partida, que iba a ascender hasta los 100,7 millones de euros.

Por conceptos, son los «conciertos sobre atención especializada con entidades privadas» a los que se dedica gran parte de los fondos para la asistencia externalizada en Asturias. En concreto, se dedican a este capítulo 60,8 millones de euros. Pero existen otros servicios concertados en el Principado. Es el caso del «programa especial de transporte», que incluye servicios externalizados de ambulancias, para los que se destinarán 15,9 millones en 2014 o los casi 5,3 millones que se destinarán para «conciertos para programas especiales de hemodiálisis».

Asimismo, de la veintena de hospitales con los que cuentan los asturianos, once de ellos (un 55 por ciento) son privados y tienen algún tipo de concierto sanitario con el Servicio de Salud del Principado (Sespa), con los que se ofrece el 26,9 por ciento de las camas hospitalarias de la región. En total, cuentan con 1.084 de las 4.017 camas disponibles en el Principado para una población de poco más de un millón de habitantes en centros de referencia como el Hospital de Jove o el de la Cruz Roja en Gijón, según datos del catálogo nacional de hospitales de 2013. Datos que reflejan que la externalización de los servicios sanitarios es una práctica cada vez más habitual, incluso en autonomías gobernadas por el PSOE. De hecho, la memoria del Servicio de Salud del Principado de 2012, último año del que existen datos, recoge un total de 36.766 procesos derivados desde hospitales públicos a centros concertados, de los que 14.824 correspondieron a intervenciones quirúrgicas, otros 9.289 fueron consultas médicas y 12.653, pruebas diagnósticas.

Por otra parte, la paralización del proceso de externalización en la Comunidad de Madrid no va a significar el fin de las protestas de la conocida como «marea blanca». Y es que según anunciaron ayer sus organizadores, la próxima protesta tendrá lugar el 16 de febrero, eso sí, con un espíritu más «festivo» pese a que la protesta por los «recortes» y la denuncia de las condiciones laborales seguirán vivas. Y aunque no está prevista ninguna concentración a la puerta de los hospitales, como las que se vivieron el martes en varios centros madrileños, los sindicatos no descartan su organización, un asunto que tratarán en una reunión el 4 de febrero, informa Efe.