Barkos apoya la querella de su Gobierno contra Nuevas Generaciones del PP de Navarra

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, durante su intervención en un desayuno informativo celebrado hoy en un hotel de Madrid
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, durante su intervención en un desayuno informativo celebrado hoy en un hotel de Madrid

La presidenta foral avala que su Gobierno denuncie a Nuevas Generaciones del PP de Navarra por retuitear una información que desacreditaba a la propia Barkos y su equipo de Gobierno.

Comenzó su intervención respaldando a su consejera de Justicia e Interior, la abogada de EH Bildu María José Beaumont, y dijo que el departamento de Educación nombró al que fuera miembro de ETA, Imano Aramburu como jefe de las escuelas de idiomas “por su capacidad” y “en un concurso de méritos” y que se hizo “sin saber sus circunstancias” por lo que al enterarse decidieron retirarlo.

La presidenta del Gobierno Foral de Navarra, Uxue Barkos, celebró el cuarto aniversario del fin de la actividad armada de la banda terrorista ETA: "Satisfacción absoluta por haber visto desaparecer de nuestra vida cotidiana un elemento absolutamente perturbador como es el de cualquier agente que ejerce la violencia", dijo. Durante un desayuno informativo organizado por Europa Press. Barkos dijo que espera el fin definitivo de la banda porque, a su juicio, es una medida "inequívoca"en cualquier caso: "La exigencia del fin, a ETA o a cualquier organización del final del ejercicio de terrorismo, debe ser absolutamente independiente".

Se mostró contraria a la política de dispersión de presos que lleva a acabo el Gobierno de Rajoy: "Creo que lo razonable sería la aplicación de la política penitenciaria en el marco de la normalidad", e insistió en la necesidad de reformar esa medida “extraordinaria”.

Por otro lado, sobre la moción sobre terrorismo que presentó la expresidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ante el Parlamento del País Vasco, en la que no incluía una condena expresa a ETA, Barkos sostiene que habría que "mirar mucho"esa propuesta para no hacer "enquistamientos semánticos"y de "diferencias semánticas"un "punto de no retorno". Así pues, aplaudió la propuesta de Quiroga así como su "elegancia"al presentar esta iniciativa que, finalmente, le hizo dimitir de su cargo en el PP tras la polémica que se generó en el seno del PP.

«Hay que tener en cuenta lo que se retuitea»

Sobre la querella que su Gobierno ha interpuesto contra La Gaceta por una información en la que este medio destacaba que el Ejecutivo de Barkos iba a otorgar un total de 725.000 euros al instituto Iturrama al que vinculaba con los proetarras; querella que hizo extensible a las Nuevas Generaciones del PP de Navarra y a un joven por tuitear la información, Barkos la avaló. Tildó la información de “perversa, dañina e inaceptable"y dijo que su Gobierno no va a permitir “que un instituto sea tratado de esta manera, vapuleado". Después matizó que siempre "hay que tener en cuenta lo que se retuitea", defendiendo así que la querella también esté dirigida contra NNGG de Navarra. Asimismo, indicó que en la libertad de expresión “no todo vale”.

Por otro lado, la ex diputada se mostró a favor de que la Policía Foral asuma todas las competencias que tiene a su cargo, tras ser preguntada por las palabras del portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, en las que abogaba por que la Guardia Civil y la Policía Nacional sean sustituidas por la Policía Foral de Navarra: "Una reivindicación histórica de ETA ha sido el que se vaya la Guardia Civil, sí, y mía también", dijo Martínez entonces. Barkos, que achacó a la manipulación informativa este enfoque que se atribuye a Martínez y defendió el "desarrollo integral"de la Policía Foral: "Una realidad que defendemos desde el Gobierno", subrayó.

En cuanto al concierto navarro, Uxue Barkos, consideró que es un "magnifico modelo"para otras comunidades autónomas, y puso como ejemplo la posibilidad de extrapolarlo a Cataluña. El Concierto sería deseable para cualquier autonomía que estuviera dispuesta a "la asunción de una responsabilidad". Rechazó las críticas de los que aseguran que el Concierto es "anacrónico e insolidario", negó que sea un "privilegio"y dijo que los que quieren poner fin al concierto navarro y al cupo vasco, en referencia a Ciudadanos, estarían originando un "problema"mucho más

importante de lo que creen, y lo consideró una "irresponsabilidad".