Bildu, a un paso del Comité de Ética

La secretaria de Estado de Investigación, Carmen Vela, propone a dos profesores del entorno abertzale para formar parte del Comité de Ética.

El nombramiento de Carmen Vela como secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación fue polémico. En un pasado no muy lejano actuó incluso de maestra de ceremonias en un acto en el Círculo de Bellas Artes en el que el mundo de la cultura mostraba su apoyo al PSOE y su afinidad a Bibiana Aído no pasó desapercibido hasta el punto de provocar gran malestar dentro y fuera de las filas del PP. Algunos miembros del partido incluso expresaron su rechazo en Twitter cuando fue designada: «Cuanto más se sabe de Carmen Vela, menos me gusta como secretaria de Estado», decía un senador entonces y otros no entendieron cómo una persona de convicciones tan acentuadas a la izquierda aceptaba un cargo en un Gobierno del PP.

Esta vez, la controvertida secretaria de estado nombrará la composición del Comité Español de Ética de la Investigación prevista en la Ley de la Ciencia, y de los trece miembros que compondrán el organigrama hay dos miembros cercanos a los postulados nacionalistas y las siglas de Bildu. Los dos son miembros propuestos por las comunidades autónomas y ambos están vinculados con la docencia y la universidad del País Vasco (UPV).

En concreto, Miren Nekane Balluerka Lasa es vicerrectora del Campus de Guipúzcoa, cuenta en su equipo con personas vinculadas al mundo de la izquierda abertzale y ha escrito de manera conjunta un libro con el portavoz de EH Bildu, Xabier Isasi, que en la actualidad es uno de los portavoces de la izquierda abertzale en el Parlamento Vasco. El libro, titulado «La idea de nación en los niños vascos: adquisición y desarrollo del concepto de nación en la infancia: el sistema identitario», trata de ideologizar a los menores, instruirlos en la idea de nación vasca y subraya la importancia del modelo «D» (sólo en euskera) para los estudiantes dando a entender que aquellos que lo elijan serán vascos de verdad, los otros, no. El coautor de Balluerka en dicha obra, uno de los portavoces de la izquierda abertzale en el Parlamento vasco, fue el encargado de presentar el programa de Bildu en Guipúzcoa donde apostaba por reformar la comunidad científica de Euskal Herria a través de un ámbito vasco de investigación «considerando que Euskal Herría será un estado». Además, Isasi intentó interceder ante la ertzaintza para evitar que los cinco jóvenes procesados por su presunta pertenencia a Segi, y protegidos por «muros humanos», fueran detenidos.

Concepción partidista

El otro integrante propuesto al consejo de política científica para componer ese Comité de Ética de la investigación es Gregorio Monreal. Premio euskadi de investigación, es un político y jurista de ideología nacionalista vasca de Navarra. En 1976 fue uno de los fundadores del partido nacionalista vasco de izquierdas Euskal Sozialistak Elkartzeko Indarra (ESEI) (Fuerza para la Unidad de los Socialistas Vascos). ESEI se integró en el Frente Autonómico a las elecciones generales de 1977. Monreal, candidato de la coalición al Senado por Guipúzcoa, obtuvo acta de senador. Como parlamentario de una de las circunscripciones vascas, participó en las ponencias que redactaron el Estatuto de Guernica en 1979. Volvió a la política en 1987 bajo las siglas de Eusko Alkartasuna, formación que hoy está coaligada bajo las siglas de Bildu. Bajo su apariencia de objetividad y rigor se encuentra su fuerte concepción partidista y apuesta por la integración de Navarra en el País Vasco en una Euskal Herria y su idea nacional. Además, fue presidente de la fundación de estudios vascos.

El Comité de Ética será un «órgano consultivo independiente y de carácter consultivo sobre materias relacionadas con la ética profesional en la investigación científica y técnica», según reza la normativa. Estará compuesto por trece miembros, siendo uno de ellos el presidente del Comité de Bioética de España.