Política

Cataluña pide relajar el objetivo al 1,5% para recortar sólo 500 millones

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID- La Generalitat de Cataluña hizo circular hace un mes entre las comunidades un documento realizado por un asesor externo al Gobierno catalán que recoge dos escenarios para el déficit autonómico en el presente ejercicio. La citada propuesta, a la que tuvo acceso LA RAZÓN, esboza las líneas principales de las demandas que la Generalitat estudia plantear al Gobierno, entre las que destaca la relajación del objetivo global de las comunidades desde el 1,2% del PIB hasta el 1,5%. El año pasado el desvío alcanzó el 1,76%, por lo que el ajuste de las CC AA sería de unos 2.500 millones de euros y Cataluña se ahorraría más de 600 millones en recortes.

El documento recoge objetivos de déficit diferenciados para cada autonomía, y el primer escenario contempla que todas las comunidades reduzcan en un 13% el «agujero» registrado en 2012. Esta propuesta, la más equitativa de las dos, es la que más ajuste obligaría a realizar a Cataluña, que en cualquiera de los dos escenarios ahorra recortes. En concreto, la Generalitat debería reducir su desvío desde los 3.893 millones de euros registrados en 2012 hasta los 3.377 millones –516 millones–, o, lo que es lo mismo, desde el 1,96% hasta el 1,7% del PIB. Comunidad Valenciana, Murcia, Andalucía, Cataluña y Baleares seguirían teniendo un déficit superior al 1,5% de PIB, y la región que preside Alberto Fabra tendría que reducir su exceso de gasto sobre ingresos en unos 450 millones de euros. En total, las cinco comunidades «díscolas» tendrían que recortar su déficit en unos 1.450 millones. Las 12 autonomías restantes, que ya cumplieron el objetivo del 1,5% el año pasado, contribuirían al ajuste global con 1.050 millones. Madrid sería la región con más recorte necesario, unos 320 millones, y cerraría el ejercicio con un déficit del 0,9% del PIB.

El segundo escenario contempla que todas las regiones tengan un déficit primario del 0,7% del PIB y dispongan de un margen mayor o menor en función del coste de los intereses de la deuda autonómica en sus presupuestos. Es el menos justo de los dos, ya que premia a aquellas regiones más endeudadas frente a las que menos pasivo tienen. Además, para conseguir el objetivo global del 1,5%, establece que algunas autonomías podrían tener este año más déficit que el año pasado, lo que choca con la tesis de Montoro de que todas las CC AA deberán seguir recortando. La Generalitat cifra en un 0,8% del PIB el impacto del denominado como servicio de la deuda en todas las autonomías para este año, es decir, unos 8.400 millones de euros sólo en intereses.

Cataluña tendría que realizar menos ajuste en este escenario que en el anterior, unos 320 millones de euros, por su mayor ratio de endeudamiento que el resto, un criterio que en definitiva le permite tener más déficit. La Comunidad Valenciana sería la más perjudicada en esta propuesta, ya que tendría que ajustar su déficit desde el 3,52% hasta el 1,8%. Traducido a millones, el «agujero» debería pasar desde los 3.452 hasta los 1.770 millones, prácticamente la mitad, lo que implicaría un recorte de 1.682 millones.

Murcia, por su parte, tendría que ajustar su desequilibrio desde el 3,12% del PIB 2012 hasta el 1,6%. mientras que Castilla-La Mancha podría tener este año un déficit de hasta el 2% de su PIB, frente al 1,56% de «agujero» registrado el año pasado. En la misma situación estarían Madrid, cuyo «agujero» pasaría desde el 1,07% hasta el 1,2%, y Asturias, que podría tener un desvío del 1,4% frente al 1,06 del año pasado.