Ciudadanos pide retirar el sueldo a los diputados de ERC y PDeCAT

También reclama suspenderles el dinero que reciben los grupos parlamentarios vía subvenciones por sus reiteradas ausencias del Pleno en las últimas semanas.

El diputado de Ciudadanos Toni Cantó
El diputado de Ciudadanos Toni Cantó

También reclama suspenderles el dinero que reciben los grupos parlamentarios vía subvenciones por sus reiteradas ausencias del Pleno en las últimas semanas.

Ciudadanos llevará este martes a la reunión de la Mesa del Congreso su solicitud para retirar el sueldo a los diputados de ERC y el PDeCAT por sus reiteradas ausencias del Pleno en las últimas semanas, así como el dinero que reciben vía subvenciones a los grupos parlamentarios.

La formación naranja registró el viernes un escrito en el que pedía formalmente al órgano de gobierno de la Cámara que procediera a suspender el sueldo de los independentistas, quienes desde que el 20 de septiembre abandonasen por primera vez el Pleno del Congreso ante las detenciones de cargos de la Consejería de Economía que se efectuaron ese día en Barcelona, su presencia en el hemiciclo se ha reducido a las sesiones de control.

Por tanto, denuncian los de Albert Rivera en el texto, los diputados de ambos partidos catalanes han "desatendido"el resto de actividades parlamentarias, esto es, las reuniones de la Junta de Portavoces y las comisiones. Incluso han retirado en las últimas semanas algunos puntos del orden del día de los Plenos que se han celebrado hasta la fecha.

ESTA SEMANA VUELVEN A TODOS LOS DEBATES

Sin embargo, la semana pasada tanto unos como otros asistieron a los tres días que dura el Pleno, aunque fueron baja en algunas comisiones. En la presente, la intención de los dos partidos es repetir el mismo esquema.

Precisamente el pasado martes, el diputado naranja Toni Cantó avisó desde la tribuna a los parlamentarios del PDeCAT de que iban a pedir que les quitaran el sueldo, aviso que la diputada Lourdes Ciuró replicó con un corte de mangas desde su escaño.

Ante la voluntad manifestada de mantener un comportamiento que es "incompatible"con sus deberes parlamentarios, Ciudadanos considera necesario que la Mesa del Congreso acuerde tomar las medidas que considere oportunas y, en su caso, la pérdida del derecho a asignación económica correspondiente a aquellos diputados de ERC y PDeCAT que persistan en este incumplimiento, "en la extensión y duración"que estime el órgano de gobierno.

Asimismo, los de Albert Rivera plantean que se retire la subvención que ERC recibe como grupo parlamentario y que se quiten de las ayudas que recibe el Grupo Mixto la parte correspondiente a los ocho diputados del PDeCAT.

Ciudadanos justifica estas medidas en que el cumplimiento de las obligaciones de los diputados "no puede ni debe tener carácter potestativo", dado que afecta al funcionamiento y a la "dignidad"de la institución, así como al trabajo del resto de miembros de la Cámara.

UN DESPRECIO A LA INSTITUCIÓN

"Supone un ataque a la función parlamentaria, un desprecio institucional y una alteración de la función representativa, que es la esencia del Congreso", añaden los 'naranjas', que apuntan que este cumplimiento "a la carta"es en realidad "un incumplimiento flagrante de su primera y fundamental obligación".

Para argumentar su petición, Ciudadanos recuerda que el Reglamento del Congreso, en su artículo 99.1, establece que los diputados podrán ser privados, por acuerdo de la Mesa, de alguno o de todos sus derechos cuando, de forma reiterada o notoria, dejasen de asistir voluntariamente a las sesiones del Pleno o de las comisiones.

Por tanto, para el partido que lidera Albert Rivera resulta "indubitado"que el Reglamento establece la posibilidad de que la Mesa de la Cámara acuerde la privación de recibir las asignaciones económicas a aquellos diputados que incumplan "sistemática y reiteradamente"el deber de asistencia a las sesiones del Pleno y de las comisiones.

"Especialmente --recalca-- cuando dicho incumplimiento se lleve a cabo, como sucede en este caso, con manifiesta vanagloria y falta de respeto al resto de miembros del Congreso y, lo cual es de mayor gravedad, a los ciudadanos españoles a los que tienen a bien representar".