Colau convoca una reunión extraordinaria del Consorcio del Palau el día 23

Se hace a petición de la alcaldesa catalana con el objetivo de pedir que se acuse a Convergència por el expolio de la institución

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau

El Patronato del Consorcio del Palau de la Música volverá a reunirse de forma extraordinaria el próximo martes 23, a petición de la vicepresidencia del organismo, Ada Colau, para pedir que se acuse a Convergència por el expolio de la institución.

El Patronato del Consorcio del Palau de la Música Catalana volverá a reunirse de forma extraordinaria el próximo martes día 23 a las 13.00 horas, a petición de la vicepresidencia del organismo, que recae en la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, para pedir que se acuse a Convergència por el expolio de la institución.

La secretaria Pilar Bayarri ha enviado hoy a los integrantes de la entidad una carta, a la que ha tenido acceso Efe, en la que se les informa que habrá dos puntos en el orden del día: "Reconsideración del posicionamiento del Consorcio en la fase de conclusiones en el proceso judicial que se sigue ante la sección 10a de la Audiencia Provincial, a la vista de informaciones que no constaban en la reunión del 12 de mayo"y "Turno abierto de palabras".

Colau, como vicepresidenta del Consorcio, tiene potestad para convocar una reunión extraordinaria y urgente del patronato para que el Estado y el Govern puedan pronunciarse sobre si finalmente acusan a CDC, después de lo ocurrido el pasado viernes 12.

Aquel día, la Generalitat empleó la mayoría que tiene en el comité ejecutivo para evitar que los abogados de la acusación cambiaran el criterio y acusaran directamente a CDC de haber cobrado 6,6 millones de euros en comisiones de Ferrovial a cambio de adjudicaciones de obra pública.

Los tres votos en contra del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, del conseller de Cultura, Santi Vila, y del secretario general de Cultura, Pau Villòria, unidos a la ausencia de los dos representantes del Ministerio de Cultura, pesaron más que los dos votos del ayuntamiento, que promueve un cambio en la línea de la acusación del Palau.

La alcaldesa ya pidió el lunes por carta al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que convocase la reunión para el día siguiente al entender que las posiciones de los miembros del patronato no eran suficientemente claras y aún había tiempo para presentar unas nuevas conclusiones al tribunal, pero Puigdemont no lo hizo.

Por su parte, el teniente de alcalde de Transparencia, Jaume Asens, dijo ayer que es necesario que todos los miembros del Consorcio del Palau "dejen clara su posición", después de que el Estado haya explicado que no acudió el viernes a la reunión del patronato porque no entendió el orden del día, y de que ERC haya dicho que no es una decisión de gobierno.

Asens consideró que en una nueva reunión el Gobierno tendrá "oportunidad de pronunciarse"y la Generalitat de "borrar dudas de su posición", aunque reconoció que "si no hay petición de suspensión y que el tribunal no la acepta"será una reunión fallida.