MENÚ
martes 23 julio 2019
04:03
Actualizado

Detenidos en Vigo los cabecillas de Resistencia Galega

Antonio Garcia Matos, “Toniño”, y Asunción Losada Camba estaban en la lista de los más buscados.

  • Antonio García martos y Asunción Losada/Policía Nacional
    Antonio García martos y Asunción Losada/Policía Nacional

Tiempo de lectura 4 min.

17 de junio de 2019. 05:00h

Comentada
J.M.Zuloaga 16/6/2019

ETIQUETAS

La Guardia Civil detuvo el pasado viernes a dos de los máximos cabecillas del grupo terrorista Resistencia Galega. Se trata de Antonio García Matos, «Toniño», y Asunción Losada Camba, según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación.

Los arrestos se han llevado a cabo en Vigo (se cree que han permanecido huidos en Portugal desde 2006). Sobre ambos terroristas pesaba una orden europea de detención y entrega.

La operación, fruto de la colaboración de la Guardia Civil con la Policía Judiciaria portuguesa, permitió conocer que «Toniño» tenía una cita el viernes en un centro comercial de Vigo con un colaborador, Miguel Ángel García Nogales. «Toniño» y su compañera, que llevaban sendas mochilas con todo encima a lo «Josu Ternera», establecieron contacto con el citado individuo y después pernoctaron en casa de otro colaborador, Juan Sánchez Rodríguez. Una vez establecido el «cerco» sobre los presuntos terroristas, se procedió a su detención y al registro de los domicilios de los dos colaboradores.

«Toniño» y su compañera no iban armados, ni siquiera llevaban documentación y no ofrecieron resistencia en el momento del arresto, según las citadas fuentes. La noticia de las detenciones no se hizo pública hasta ayer para poder completar las diligencias y comprobar si había más individuos que pertenecían a la red.

Antonio García Matos y Asunción Losada Camba figuraban desde hace años entre los terroristas más buscados como dirigentes de la banda terrorista Resistencia Galega.

García Matos formó parte del desaparecido Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive. Pasó algunos en prisión al ser condenado por diversas acciones criminales. A partir de 2204-2005, «Toniño», según las citadas fuentes, decidió convertir el citado «Exército» en Resistencia Galega, sobre la base de una organización juvenil, Asamblea de la Mocedade Independentista (AMI).

El 23 de abril de 2005, la nueva banda terrorista se «estrenó» con la colocación de una potente bomba contra una sucursal bancaria de Santiago.

En octubre de ese año, la Guardia Civil realizó la «operación Castiñera» contra el independentismo violento gallego, en concreto contra AMI, y fueron arrestados 12 individuos, entre ellos «Toniño». Los investigadores de la Benemérita, al haber hallado una serie de evidencias, mantuvieron desde el primer momento que se había dado con un incipiente grupo terrorista, pero la Audiencia Nacional no lo entendió así y remitió las actuaciones a un juzgado de Santiago que, por el contrario, sí vio indicios de terrorismo y volvió a remitir las actuaciones a Madrid.

Finalmente, los detenidos, entre ellos García, fueron puestos en libertad. Al año siguiente, al tener conocimiento del contenido del sumario y las diligencias de la Guardia Civil, que apuntaban a la existencia de terrorismo, «Toniño» huyó a Portugal, donde ha permanecido escondido con ayuda de grupos extremistas.

A partir de 2013, Resistencia Galega fue considerada como banda terrorista.

Últimas noticias