Dirigentes de Vox en Las Palmas, involucrados en delitos fiscales

El presidente de Vox en la provincia de Las Palmas, Ricardo Baña, está condenado desde 2016 por un delito contra la Hacienda Pública. Debería de cumplir dos años y seis meses de cárcel si no paga 281.539 euros.

Según publica el periódico regional Canarias7, el líder provincial de esta formación política está apercibido de entrar en prisión si no cumple con las condiciones impuestas por la Sección Primera de la Audiencia Provincial en un auto dictado el 31 de octubre de 2017, después de haber sido condenado en firme por un delito contra la Hacienda Pública. Tiene un plazo de dos años para cumplir con esas condiciones. Ricardo Baña ha presentado su dimisión tras difundirse esta información en los medios.

Por otra parte, el periódico digital canariasahora publica que el coordinador de Vox en la provincia de Las Palmas, José Luis Moyano, ha sido denunciado por estafa y administración desleal por parte de la comunidad de vecinos de un complejo turístico que administra. Los propietarios de las viviendas han señalado que el dirigente político les ha amenazado en un grupo de WhatsApp que comparten con él. “Quién sabe, igual dentro de cinco años soy el ministro del Interior o, al que lo sea, lo conozco. La vida da muchas vueltas. El tiempo lo pone todo en su sitio”, señala en esos mensajes de móvil.

Moyano posee, además, varias armas de fuego, de las que ha presumido en sus redes sociales, aunque dice que se trata de armas de tiro olímpico para las que tiene licencia. Entre las fotografías publicadas por él mismo aparece un rifle de caza, un revólver y una pistola Glock.