DyJ denunciará en la Audiencia la marcha a favor de los presos etarras

La AVT debatirá hoy qué medidas tomar para evitar la humillación a las víctimas

En la protesta se reclamó la libertad de presos de ETA como Txus Martín
En la protesta se reclamó la libertad de presos de ETA como Txus Martín

La Audiencia Nacional tendrá que volver a pronunciarse sobre la manifestación a favor de los presos de ETA del sábado en Bilbao. El pasado viernes, el juez Javier Gómez Bermúdez autorizó la protesta, a la que asistieron miles de personas, porque el lema que la encabezaba –«Derechos humanos, solución, paz, presos y presas vascos a Euskal Herria»– era «neutro desde el punto de vista penal». Pero, ahora, según ha podido saber LA RAZÓN, la asociación Dignidad y Justicia (DyJ) tiene previsto denunciar el acto esta misma semana ante la propia Audiencia, al entender que en la concentración se enalteció a la banda ETA y se humilló a las víctimas del terrorismo.

En la resolución en la que el magistrado rechazó la petición de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) de que se prohibiera el acto, el magistrado hacía referencia a que sus promotores y organizadores «insisten en que se desarrollará en silencio y sin ningún tipo de alteración, como expresan los informes policiales». Sin embargo, en el acto se corearon consignas a favor de la amnistía de los presos de ETA y de la vuelta al País Vasco «de los presos y refugiados».

Al finalizar la marcha, el periodista Iñaki Olasolo, la portavoz de Herrira Nagore García y Laurence Hardouin, de Bakea Bidea, leyeron un comunicado en el que reclamaron el fin de la «doctrina Parot» y se refirieron también a los familiares de los «presos y refugiados políticos» que encabezaron la protesta, a quienes trasladaron su solidaridad «ante la situación de vulneración de derechos que seguís sufriendo».

Por su parte, la dirección de la AVT se reunirá, previsiblemente hoy mismo, para determinar qué medidas tomar tras lo ocurrido el sábado en Bilbao. La presidenta de la asociación, Ángeles Pedraza, explicó a este periódico que pondrán en marcha «una serie de iniciativas» que en principio no pasan por denunciar de nuevo la polémica reivindicación ante la Audiencia Nacional dado que el juez «no prohibió la manifestación» hace sólo unos días. De ahí que desde la AVT busquen nuevas fórmulas para frenar actos de estas características –que, insiste, suponen una humillación a las víctimas– ante la «pasividad» de la Administración. Su único objetivo es que «haya justicia», pero que ésta no se incline hacia el lado de los asesinos.

Ayer mismo, el portavoz de UPyD en el País Vasco, Gorka Maneiro, calificó de «vergonzosa» la protesta y afirmó que en la misma se «justificaron» los asesinatos de la banda terrorista. En un comunicado, el parlamentario vasco aseguró que en la manifestación «se defendió la impunidad de los criminales» y se «insultó a las víctimas del terrorismo» y a «toda la sociedad en su conjunto». Maneiro insistió en que debió ser «prohibida» e hizo hincapié en que los derechos de los presos etarras se respetan «perfectamente» y que son ellos «los que vulneraron derechos y por eso cumplen condenas».

Concentración contra los arrestos en Francia

La izquierda abertzale ha convocado una concentración para hoy en San Sebastián con el fin de denunciar los arrestos de dos presuntos etarras el pasado viernes en Francia y ha mostrado su «más cercana solidaridad» a sus familiares y amigos. Los detenidos, Andoni Lariz Bustinduy y Urtzi Etxebarria, se encuentran en prisión preventiva con cargos de pertenencia a organización terrorista, según fuentes judiciales francesas. En una nota publicada ayer, la izquierda abertzale critica que, «mientras muchos agentes» están dando «importantísimos pasos para avanzar por la senda de la paz y la democracia en Euskal Herria», los estados español y francés «se aferran ciegamente, una y otra vez, a estériles recetas represivas».