Ecologistas comprueban si hay radioactividad en los alrededores del submarino nuclear accidentado en Gibraltar

El jueves, un submarino nuclear británico chocó con un buque mercante en la zona del Estrecho

Tras el incidente, las autoridades británicas pidieron perdón al Gobierno español, que había pedido «explicaciones urgentes».

El portavoz de Verdemar-Ecologistas en Acción en el Campo de Gibraltar, Antonio Muñoz, ha informado del inicio, este sábado, de mediciones de radioactividad en torno a la Bahía de Algeciras (Cádiz) para comprobar que no hay radioactividad, una acción que se produce tras el accidente que sufrió el submarino nuclear de la Armada Real Británica 'HMS Ambush' el pasado miércoles con un buque mercante en el transcurso de unos ejercicios de entrenamiento en el Estrecho de Gibraltar.

Muñoz ha remarcado que el puerto de Gibraltar es "una chatarrería viva, un taller de reparación de submarinos", ya que además de la avería de este submarino nuclear, según el portavoz, otro barco habría chocado con otro también este viernes y estaría atracado en el puerto hasta su total reparación. Reivindican que salgan "estas bombas nucleares"del puerto gibraltareño.

Así, en declaraciones a Europa Press este sábado, Muñoz ha explicado que aunque la Armada Española "no haya encontrado aún ningún tipo de contaminación, queremos vigilar y determinar cómo está la zona", y ha añadido que "no se habla del plan de emergencias en el Campo de Gibraltar ni del protocolo a seguir para la población civil en el caso de que hubiera radioactividad, algo que los ciudadanos deben conocer", ha advertido.

Estas mediciones se producen en el medio de una campaña informativa llevada a cabo por Verdemar-Ecologistas en Acción que se denomina 'Azul oscuro, casi plástico', con la que se va a hacer un recorrido en el barco del colectivo por la bahía para comprobar el estado del agua. En esta campaña y recorrido también participa Raquel Ñeco, portavoz del colectivo ecologista.