El disputado voto de Quevedo

El diputado de Nueva Canarias es la llave para las cuentas de 2017. El PP lleva meses negociando su apoyo; él tiene claro que hay que revertir el «castigo millonario» a las islas

El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, ayer en el Congreso
El diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, ayer en el Congreso

El diputado de Nueva Canarias es la llave para las cuentas de 2017. El PP lleva meses negociando su apoyo; él tiene claro que hay que revertir el «castigo millonario» a las islas

Como si de la novela de Miguel Delibes se tratara, el diputado de Nueva Canarias vuelve a evocar eso de «El disputado voto del señor...» Pedro Quevedo. Y es que desde que el resultado de las dos últimas elecciones generales se tradujera en un Parlamento completamente fragmentado donde todos cuentan, el voto del diputado de Nueva Canaria vuelve a ser decisivo, esta vez para aprobar los Presupuestos Generales del Estado de 2017, o si por el contrario decidir si son rechazados en el Congreso. Que haya presupuesto o no está en sus manos, algo que definió ayer en el Pleno como «la gloria efímera».

El diputado de Nueva Canarias, que concurrió en coalición con el PSOE en las elecciones generales, hasta ahora ha votado en sintonía con los socialistas salvo en la elección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, que en vez de abstenerse como la mayoría de la bancada, optó por el voto de los diputados del «no».

Quevedo se deja querer y consideró ayer que «a lo mejor lo que hace falta es una negociación» como condición a su apoyo al proyecto de Presupuestos. El diputado de Nueva Canarias podría ser el voto 176 que resuelva el empate y de luz verde a la partida presupuestaria, aunque él dijo que ese diputado no es él, sino el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, al tener la llave de las inversiones en las Islas Canarias. «Hay una oportunidad porque no tiene mayoría absoluta y tienen la necesidad de sumar acuerdos», y es que Quevedo deja la puerta a abierta a la conquista por parte de Montoro «si trata bien a Canarias». Durante el debate a la totalidad de los Presupuestos, Quevedo manifestó la «sana envidia» que le da ver las negociaciones del PP con otras formaciones, ya que «el diálogo a Canarias no le ha ido igual de bien».

En cualquier caso, Quevedo reiteró que a la formación canaria le parece que procede la devolución del proyecto de Presupuestos, ya que no pueden aceptar las cuentas públicas de 2017 «desde la óptica de intereses generales de los españoles y menos aún desde la óptica de los canarios». Dijo que no puede confiar en las políticas del PP que «a lo largo de seis años han maltratado a Canarias», valoró que Montoro reconociese el miércoles que la isla ha sido una de las más afectadas por la crisis, y celebró que haya una oportunidad de corregir ese «maltrato». «A esta comunidad no le viene mal algo de patriotismo canario». Una de cal y otra de arena. El diputado de Nueva Canarias exigió a Montoro que se revierta el «castigo mil millonario» que ha sufrido Canarias desde 2009, tras haber perdido más de 600 millones desde entonces, y dejar de percibir en la actualidad 850 millones por «incumplimientos unilaterales» del Gobierno central. Los 479.991 millones de gasto previsto para 2017 de las Administraciones Públicas que pondrán en marcha la economía están en sus manos. Y es que como decía el otro Quevedo, el poeta, «poderoso caballero es don dinero».