El Ejecutivo vasco destinará 1,8 millones en 2014 para las víctimas de abusos policiales

El Gobierno vasco tiene previsto destinar el próximo año 1,8 millones de euros a las víctimas de "sufrimientos injustos"derivados de abusos cometidos por fuerzas policiales y parapoliciales, 700.000 euros menos que la partida consignada en el Proyecto de Presupuestos de Euskadi para 2013, que finalmente fue retirado por la falta de apoyos parlamentarios.

Esta suma aparece recogida en el Proyecto de Presupuestos del Ejecutivo autonómico, que este jueves ha iniciado su tramitación en el Parlamento vasco con la entrega del texto a la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria, por parte del consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria.

Entre las distintas partidas consignadas en el documento de ingresos y gastos del Gobierno del PNV -que deberá buscar apoyos de otras formaciones para garantizarse su aprobación- se encuentra una suma de 1,8 millones de euros para indemnizaciones a víctimas de "sufrimientos injustos"derivados de abusos de fuerzas policiales y parapoliciales.

Este tipo de ayudas aparece recogidas en un decreto del Ejecutivo autonómico aprobado el 12 de junio de 2012, cuando el Gobierno estaba dirigido por el PSE-EE. Aquella norma establecía medidas de reparación para damnificados por abusos cometidos por las fuerzas de seguridad o por grupos parapoliciales entre 1960 y 1978. Estas víctimas pueden recibir ayudas de hasta 390.000 euros.

Además de este decreto, está prevista la aprobación de una nueva norma para compensar a los damnificados por este tipo de abusos en el periodo comprendido entre 1978 y la actualidad.

La partida destinada a este objetivo en el Proyecto de Presupuestos de este año ascendía a 2,5 millones de euros. No obstante, este proyecto fue retirado por el gabinete de Urkullu, al no contar con apoyos suficientes para sacarlo adelante en el Parlamento autonómico.

Víctimas del terrorismo

Al margen de estas ayudas, el proyecto presupuestario para 2014 contempla diversas partidas de subvenciones para las víctimas del terrorismo. Entre otros programas, destaca un capítulo de ayudas para asociaciones de damnificados dotado con 290.000 euros, así como una partida de 150.000 euros para subvenciones a fondo perdido para víctimas del terrorismo.

Por otra parte, se consignan 500.000 euros para la gestión de proyectos "de memoria"y 750.000 euros para programas de promoción de la paz y convivencia. El presupuesto global de la Dirección de Víctimas y Derechos Humanos asciende a 6,2 millones de euros.