El Gobierno opondrá a los desplantes del Peñón una política de «rigor y firmeza»

El jefe del Ejecutivo despachó con García-Margallo antes de la cita en Marivent. Ambos abordaron la escalada de tensión en la colonia

Rajoy y Margallo, ayer, en el aeropuerto de Son Sant Joan
Rajoy y Margallo, ayer, en el aeropuerto de Son Sant Joan

PALMA DE MALLORCA- Minutos antes de reunirse con Don Juan Carlos en el Palacio de Marivent, Mariano Rajoy despachó ayer con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo sobre la escalada de tensión generada por Gibraltar después de que las autoridades del Peñón decidiesen instalar 70 bloques de hormigón en la bahía de Algeciras, un hecho que el propio presidente del Gobierno español ha calificado de «inaceptable». La reunión entre el jefe del Ejecutivo y el responsable de Exteriores se produjo en el aeropuerto de Son Sant Joan, aprovechando que García-Margallo se encuentra de vacaciones en la isla.

En dicho encuentro, ambos repasaron los últimos acontecimientos ocurridos en relación a este asunto y coincidieron en responder a los desplantes de Gibraltar con una política de «rigor y firmeza», según apuntaron fuentes del Ejecutivo. La reunión tuvo como objetivo, añadieron esas mismas fuentes, que García-Margallo tuviese la oportunidad de «contar al presidente del Gobierno lo que le viene reseñando estos últimos días por teléfono», para que Rajoy esté informado al detalle del día a día del conflicto diplomático, señalaron esas mismas fuentes.

El titular de Exteriores señaló en un mapa el lugar exacto donde la colonia ha depositado los bloques de hormigón en la bahía de Algeciras, que han entorpecido las labores cotidianas de los pescadores españoles provocando, además, significativos perjuicios económicos a la flota pesquera de nuestro país (las redes que utilizan para faenar habitualmente resultaron dañadas al tropezar con los bloques de piedra instalados en el fondo de la bahía).

Con esa información de primera mano, el presidente del Gobierno puso al corriente a continuación al Rey de los pormenores del enésimo conflicto con Gibraltar, del que el Gobierno desvincula la decisión de la Royal Navy de enviar tres barcos de guerra a atracar en el Peñón a finales de este mes como parte de un contingente de nueve buques que realizarán unas maniobras rutinarias en el Mediterráneo.

Explicaciones en el Congreso

Por otro lado, el PSOE insiste en reclamar la comparecencia de García-Margallo en la Cámara Baja para que ponga al corriente al Parlamento del tira y afloja con Gibraltar de los últimos días. El secretario del PSOE para la Unión Europea, Juan Moscoso, anunció ayer que su partido pedirá que el titular de Asuntos Exteriores comparezca en la Comisión Mixta para la Unión Europea para que explique «cuáles son los planes del Gobierno». Además, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE ha enviado al Gobierno una «carta formal» ofreciéndole su colaboración para «contribuir al diálogo y al establecimiento de cauces normales entre España y el Reino Unido para resolver las cuestiones relativas a Gibraltar». La misiva ha sido enviada al secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, informa Ep.

La Junta de Andalucía, preocupada por el turismo

El consejero de Turismo y Comercio de la Junta de Andalucía, Rafael Rodríguez, hizo votos ayer para que el conflicto de Gibraltar se quede «en titulares sensacionalistas» y no afecte a la afluencia de turistas británicos a la comunidad. Rodríguez aseguró que Andalucía «es un destino turístico lo suficientemente potente y solvente para ser atractivo por sí mismo, en función de los recursos y posibilidades que ofrece». Ha especificado que este planteamiento es el que sostiene la Consejería de Turismo y Comercio "tanto cuando los conflictos son positivos como cuando pueden ser negativos para el devenir turístico de Andalucía".