El Gobierno sigue adelante con su plan para contrarrestar las provocaciones

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID - La llamada de ayer del primer ministro británico se produjo tras haber trascendido en los medios de comunicación la batería de medidas que el Gobierno de España está preparando para contestar a las provocaciones de la Administración Picardo. A día de hoy, el Ejecutivo sigue estudiando la manera de implementar este plan, que supondría en la práctica revertir de forma permanente las concesiones otorgadas por España en la Declaración de Córdoba, firmada en 2006 en el marco del Foro Tripartito, en el que el Ejecutivo de Zapatero concedió a Gibraltar estatus idéntico al de los estados español y británico al permitir una negociación a tres bandas.

Entre las medidas en estudio se contempla que buques españoles realicen tránsitos y patrullas en la zona adyacente al Peñón, fuera de las 0,75 millas naúticas de la costa. España también se plantearía el fondeo de buques en las zonas en litigio, muestra tradicional de la voluntad de soberanía sobre estas aguas que se mantuvo durante cuatro décadas hasta que fue cancelada siendo ministro de Exteriores Fernando Morán. Buques de la Armada colaboraría en la puesta en marcha de estas medidas que contribuirían también a limitar las actividades de «bunkering» que realizan buques gasolinera fondeados en las inmediaciones del Peñón. Otro de los puntos fundamentales del plan llevaría a España a redefinir la Zona Restringida LER 164 de Algeciras, en la que actualmente están prohibidos todos los vuelos excepto los civiles con Plan de Vuelo Autorizado, de manera que pase a ser Zona Prohibida a todos los vuelos. La medida dificultaría el acceso al aeropuerto de Gibraltar sin menoscabo para la seguridad aérea. La «tasa de congestión» que estudia el Gobierno para gravar a los coches que entren o salgan del Peñón con un impuesto de 50 euros es una de las que más a preocupado a los británicos y fue mencionada explícitamente por Cameron en su llamada telefónica de ayer. Por otra parte, el desarrollo del sector del juego «online» se vio fortalecido por la concesión a Gibraltar, en el marco del Foro Tripartito auspiciado por Moratinos, de 60.000 líneas telefónicas. El Ayuntamiento de La Línea de la Concepción apenas cobra 4.000 euros por «servidumbre de paso» al atravesar las líneas este municipio. El Ministerio de Industria estudiaría las posibilidades disponibles para paliar esta situación, así como la de impedir el tendido de un cable subterráneo de comunicaciones telefónicas, en proyecto diseñado para potenciar la independencia de la colonia en este punto. Parte fundamentalmente de esta estrategia del Gobierno será puesta en marcha por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) que implementará acciones encaminadas a incrementar el control en los ámbitos de la imposición directa, indirecta y aduanera en Gibraltar. Las empresas de juego «online» podrán ver restringidas sus actividades en España.