El juez citará a declarar a Torres y Urdangarín por tres delitos fiscales

A mediados de febrero comparecerán el ex profesor de Esade y su mujer y, más adelante, el duque de Palma

Iñaki Urdangarín y Diego Torres tendrán que volver a bajar pr la cuesta camino del juzgado de Palma
Iñaki Urdangarín y Diego Torres tendrán que volver a bajar pr la cuesta camino del juzgado de Palma

Pocos esperaban que Iñaki Urdangarín y Diego Torres no volviesen a declarar ante el juez que instruye el «caso Nóos» antes del final de la investigación, pero el informe de Hacienda que atribuye dos delitos fiscales al duque de Palma y uno al Instituto Nóos ha acelerado la petición de la Fiscalía de que ambos comparezcan de nuevo ante el magistrado. El dictamen de la Delegación Especial de Cataluña de la Agencia Tributaria llegó el pasado viernes por la tarde a los juzgados de Palma y en el mismo los técnicos aprecian indicios racionales de la comisión de un delito contra la Hacienda Pública por parte del Instituto Nóos en el Impuesto de Sociedades de 2007 y otros dos contra el yerno del Rey en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas de los ejercicicios 2007 y 2008 (las anteriores declaraciones no han sido objeto de análisis porque esos hechos ya están prescritos).

Con ese informe en la mano, el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach solicitó ayer el juez José Castro la citación de ambos. Según las fuentes consultadas, el instructor citará en primer lugar a Torres y a su esposa, María Antonia Tejeiro, a mediados de febrero y preferiblemente un sábado (en su caso para preguntarles también por los 900.000 euros de una cuenta bancaria en Luxemburgo a su nombre que ya ha sido bloqueada a instancias del juez). A continuación, hará lo propio con Urdangarín, que también tendrá que acudir a Palma de Mallorca un fin de semana ante la dificultad para encontrar un hueco en días laborables por las obligaciones laborales de los abogados de las numerosas partes personadas en la causa).

Según consta en el escrito fiscal, en el que se justifica la nueva citación del duque de Palma y Torres, en el caso del Instituto Nóos Hacienda habría localizado una serie de gastos «ficticios» que se dedujo la sociedad en el Impuesto de Sociedades de 2007 y que supondría que «habría eludido como mínimo una cuota de 230.979,29 euros» (el límite del delito fiscal se sitúa en 120.000 euros de cuota). Esa cantidad podría incluso ser superior, según la Fiscalía, dada la existencia de más gastos deducidos «que responden al mismo patrón» y que se corresponderían con «supuestos servicios prestados» por cuatro empresas del entramado (De Goes Center, Noos Consultoría Estratégica, Lobby de Comunicación S. L. y Torres-Tejeiro Consultoría Estratégica S. L.). El informe detalla los indicios de los que «se derivan la falsedad de dichas facturas» puesto que, recalca el Ministerio Público, «no corresponden a servicio alguno».

«Sociedad pantalla»

En cuanto a Urdangarín, el informe de Hacienda sostiene que habría facturado en 2007 y 2008 a través de Aizoon, la sociedad que comparte al 50% con la Infanta Cristina, retribuciones procedentes de empresas privadas de las que era consejero. El duque de Palma, dice Horrach, utilizó Aizoon como «sociedad pantalla» para ocultar el verdadero perceptor de los ingresos y «disminuir su tributación en el IRPF, deduciéndose gastos no relacionados con la actividad y aplicándose un tipo impositivo inferior». Y es que Anticorrupción mantiene que los ingresos de Aizoon en esos dos ejercicios procedentes de Motorpress Iberica, Aceros Bergara, Mixta África, Pernod Ricard, Havas Sports France y Seeliger Conde (de las que el duque de Palma era consejero o asesor) deben imputarse a Urdangarín y no a Aizoon.

En sustento de esa conclusión, el fiscal Horrach explica que la única actividad que realizaba esta sociedad era la del alquiler de inmuebles, por un importe anual (30.576,12 euros en 2007 y 27.329,56 en 2008) «muy inferior a los importes facturados por la supuesta actividad de asesoría (645.453,40 euros en 2007 y 494.156,22 en 2008). Además, el análisis de los gastos efectuado por Hacienda ha puesto de manifiesto –siempre según la Fiscalía– que «no están relacionados con los contratos de los que se derivan los ingresos por prestaciones de servicios» y la plantilla de Aizoon «no era idónea para los servicios que supuestamente prestaba». El Ministerio Público mantiene que Urdangarín no cobró remuneración alguna de Aizoon por el desempeño de funciones laborales, «no constando tampoco cobro alguno por los socios en concepto de dividendos». Por último y dado que, «salvo en algún caso esporádico», no existen contratos entre Aizoon y las sociedades asesoradas por Urdangarín, el fiscal concluye que el duque de Palma habría dejado de pagar a Hacienda en los ejercicios 2007 y 2008 «una cuota superior a 120.000 euros». Anticorrupción cree que en estos nuevos hechos y en la investigación que ya existe hay «una evidente relación» que justifica que los dos ex socios de Nóos sean llamados de nuevo a declarar.