El juez Pedraz archiva dos denuncias contra homenajes a etarras excarcelados

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha archivado dos denuncias que la Fiscalía y la formación política UPyD habían presentado contra homenajes a etarras que fueron excarcelados tras la derogación de la 'doctrina Parot'.

En concreto, UPyD había denunciado la comisión de un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo en seis homenajes a etarras que salieron de prisión tras la derogación de la 'doctrina Parot'.

Entre estos recibimientos se encontraban cuatro sobre los que ya se pronunció la Fiscalía, además de los homenajes a Juan Manuel Piriz en Bilbao y a Pagoa Zulueta en Lejona (Vizcaya).

Al mismo tiempo, el juez Pedraz también archiva la denuncia que la Fiscalía presentó por un delito de enaltecimiento del terrorismo en el recibimiento ofrecido en Galdácano (Vizcaya) al etarra Javier Martínez Izaguirre. El magistrado entiende que no se cometió ningún delito.

En este sentido, el pasado 17 de diciembre, la Fiscalía decidió denunciar ante los juzgados de instrucción de la Audiencia el homenaje tributado a Martínez Izaguirre en la tarde del 26 de noviembre, horas después de que quedase en libertad tras retirarle la aplicación de la 'doctrina Parot'.

De esta forma, a partir de los informes de la Delegación del Gobierno en el País Vasco, el Ministerio Público determinó que solo veía delito en uno de los cuatro recibimientos a etarras excarcelados con la 'Parot'´.

La denuncia indicaba que en la localidad de Galdácano se colocaron pancartas en las que se podían leer cosas como "bienvenido Jabi, el pueblo está orgulloso de ti"o "presos vascos a casa".

Ya entrada la madrugada del 27 de noviembre, un grupo de entre 40 y 100 personas, portando antorchas, ikurriñas y banderolas "con el anagrama del reagrupamiento de presos"recibieron al etarra, momento en el que se lanzaron varios cohetes.

La denuncia de la Fiscalía destacaba que "se corearon gritos de 'presos vascos a Euskal Herria'". "Cuando Javier Martínez Izaguirre se bajó del vehículo los concentrados le abrazaron, aplaudieron y jalearon, disolviéndose a los 10 minutos", afirmaba el escrito de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.