El Parlament proclama la independencia con el 52% de los votos; el Senado aprueba aplicar el 155 con el 80%

El golpe de Estado en Cataluña apenas ha contado con 70 votos a favor sobre un total de 135 diputados; el 155 con 214 sobre 266 en la Cámara Alta

Sesión del Senado en la que se ha aprobado aplicar el artículo 155.
Sesión del Senado en la que se ha aprobado aplicar el artículo 155.

El Parlament de Cataluña ha aprobado la proclamación de la independencia con apenas 70 votos a favor sobre un total de 135, es decir, sólo dos más de los necesarios para tener mayoría absoluta y un 51,8% del total de diputados. Así, ha habido 70 síes, 10 noes y dos votos en blanco. Los diputados del PSC, PP y Ciudadanos ni siquiera han votado, pues se han ausentado del pleno por considerarlo ilegal y una farsa. De haber depositado su votos los diputados de estas tres formaciones, el no a la propuesta habría sumado 62 votos o, lo que es lo mismo, sólo ocho menos que el sí.

Apenas 45 minutos después, el Senado español aprobaba la aplicación del artículo 155 de la Constitución española sobre Cataluña y lo hacía con 214 votos a favor sobre un total de 266 senadores, lo que equivale a algo más de un 80% del conjunto de la Cámara Alta. Han dado su voto favorable PP, PSOE, Ciudadanos, UPN, Foro y Coalición Canaria, frente a 47 votos en contra de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV, EH Bildu, Compromís y Nueva Canarias. Esto supone que el único partido de carácter presuntamente nacional que ha votado en contra de defender la legalidad en Cataluña es Unidos Podemos, que tiene una profunda crisis interna abierta ante la falta de una idea clara de lo que es España.

Esta mayoría en el Senado sería válida incluso para acometer una reforma de la Constitución española. Para reformar los principales títulos del Estatut de autonomía de Cataluña hacen falta dos tercios de los votos de tal modo que hubiera sido imposible aprobar la independencia, algo más importante que modificar un artículo del estatuto autonómico.