El Parlamento catalán aprueba retirar una paga a los diputados

El Parlamento catalán ha aprobado este miércoles --con la única abstención de ICV-EUiA y CUP-- suprimir por tercer año consecutivo una de las pagas a los diputados y al personal, así como un recorte global del 2,5% en el presupuesto de la Cámara respecto a 2012.

Ha avalado así la propuesta de presupuestos presentada por la Mesa ampliada --con representantes de todos los grupos--, un documento que ahora remitirán al Gobierno catalán para que lo incluya en los Presupuestos de la Generalitat para 2014, que el consejero de Economía quiere presentar el 29 de octubre.

Así, el presupuesto total del Parlamento catalán será de 50.960.855 euros, lejos de los 72.146.863 que gestionaba en 2008: desde ese año, la reducción se ha ido logrando con medidas como la reducción de entre un 15% y un 8% del salario de los diputados, la supresión de varios coches oficiales, la disminución de las subvenciones a los grupos y la reducción de personal al no cubrir las vacantes que van quedando.

Como la Cámara viene haciendo desde junio, en 2014 no sufragará directamente los peajes ni los billetes de tren a los diputados, y cada grupo decidirá si destina parte de la subvención que recibe de la Cámara a sufragar los viajes de sus diputados.

Cabe recordar que, además del Teletac y los billetes de tren, todos los diputados ya reciben una indemnización mensual por desplazamiento que varía según la distancia de su lugar de residencia al Parlamento catalán y que no está sujeta a retenciones.

En concreto, los diputados del Area Metropolitana de Barcelona (AMB) cobran un suplemento de 1.543 euros mensuales; los que viven fuera del AMB pero a menos de 80 kilómetros de la Cámara reciben 2.006 euros; 2.154 euros los que viven entre 81 y 190 kilómetros, y 2.171 euros quienes tienen su residencia a más de 191 kilómetros del Parlamento catalán.

La propuesta de presupuesto contempla también una reducción del 3,74% en las subvenciones que la Cámara otorga a los grupos, por lo que ahonda en el ajuste realizado en 2012 y se sitúa en 15.838.000 euros.

Precisamente la subvención a los grupos es uno de los motivos por los que la CUP se ha abstenido, ya que considera "excesivos"los recursos que reciben los partidos para desempeñar su trabajo, y propone reducir un 40% esta partida.

El único capítulo que aumenta es el VI --destinado a Inversiones--, al que se destinarán 1.210.046 euros para la renovación de equipamientos de procesos de datos, telecomunicaciones y servicios informáticos.

La Mesa ampliada ha aprobado también inicialmente los presupuestos para 2014 de la Sindicatura de Cuentas --de 9.943.982 euros, 10,87% menos que en 2012--, del Síndic de Greuges --de 5.939.102 euros, un 15,15% menos--, y del Consell de Garanties Estatutries --de 3.142.125 euros, un 9,27% menos--.

Tanto ICV-EUiA como la CUP han lamentado también que representantes de estos tres organismos no hayan explicado estos presupuestos ante el Parlamento catalán, lo que ha hecho que la Cámara deba avalar esas cuentas "a ciegas"y confiando en la buena actuación de los tres órganos parlamentarios.

El portavoz adjunto de ICV-EUiA, Joan Mena, ha explicado también que su grupo rechaza la nueva distribución de portavoces acordada por la Mesa en 2013, que eleva a 31 los diputados que pueden asumir ese rango, siete más que en la anterior legislatura.

Tal como adelantó Europa Press, la nueva distribución creaba siete nuevos portavoces, cuyos complementos anuales suponían para la Cámara 196.677,05 euros más que en la anterior legislatura.