España

El Parlamento Europeo decide mañana si Gibraltar aparecerá como “colonia” en el acuerdo sobre visados

España quiere dejar claro el estatus del Peñón de cara a futuras negociaciones con el Reino Unido una vez consumada su salida de la Unión Europea

España quiere dejar claro el estatus del Peñón de cara a futuras negociaciones con el Reino Unido una vez consumada su salida de la Unión Europea

Publicidad

La comisión de Libertades, Justicia e Interior (LIBE) del Parlamento Europeo votará este miércoles si acepta definir Gibraltar como “colonia” en la reforma de la política de visados que la UE tramita con urgencia para eximir a los británicos en caso de un Brexit sin acuerdo la semana próxima, después de que el lunes fuera apartado su negociador, el eurodiputado británico Claude Moraes, que se resistía a la redacción que defienden los Veintisiete -a instancias de España-, informa Ep. Los negociadores han “alcanzado un acuerdo” del que han informado formalmente en una carta los embajadores de los 27 a la comisión LIBE, que ahora tendrá que votar para validarlo o no, según ha anunciado el propio Moraes en una sesión con el resto de parlamentarios. El eurodiputado británico no ha dado detalles del contenido del acuerdo, aunque fuentes conocedoras de la negociación consultadas por Europa Press han indicado que el texto no cambia nada del lenguaje propuesto por España y respaldado por el resto del Consejo.

Por ello, en la reunión que los negociadores de las instituciones europeas han mantenido el martes, el negociador que ha relevado a Moraes, el búlgaro socialista Sergei Stanishev, ha avisado de que tras la polémica no podía garantizar el visto bueno parlamentario y era necesario someter el acuerdo al voto de LIBE. Durante las cinco rondas de negociación que precedieron a esta última, el Consejo mostró “cero flexibilidad” y dejó claro que no aceptaría ninguna redacción alternativa a la que estableció en su mandato negociador, según han informado a Europa Press fuentes europeas.

Publicidad

El entendimiento entre negociadores ha llegado en la sexta ronda de contactos entre Consejo y Eurocámara y un día después de que el Partido Popular Europeo (PPE) y los Socialistas y Demócratas (S&D) forzaran la destitución de Moraes, de quien España ha puesto en duda que pudiera defender los intereses europeos por ser británico. A pesar de las reservas que despertó el papel de Moraes para el Gobierno de Pedro Sánchez y para los eurodiputados españoles, el británico se vio respaldado en varios debates públicos por eurodiputados de otras nacionalidades y por su equipo negociador, por lo que sigue siendo una incógnita cuál será el resultado de la votación de este miércoles.