Colau pide «frente común» para liberar a los «presos políticos»

La alcaldesa defiende la «legitimidad» de Puigdemont y la Generalitat cesada

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pronuncia una declaración institucional esta tarde en el Ayuntamiento de Barcelona
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pronuncia una declaración institucional esta tarde en el Ayuntamiento de Barcelona

La alcaldesa defiende la «legitimidad» de Puigdemont y la Generalitat cesada.

Día extraño en el pleno del Ayuntamiento de Barcelona de ayer. El «procés» se ha colado por todos los rincones de la vida política municipal y la gestión de la ciudad ha pasado a un discretísimo segundo plano. El grueso del pleno se convirtió en una sucesión de votaciones sobre los últimos acontecimientos de la vida política catalana que arrojó alguna que otra sorpresa. Incluso envuelta en su clásica ambigüedad, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no tuvo más remedio que posicionarse para reconocer al Gobierno cesado de la Generalitat y a Carles Puigdemont como «legítimos». Aunque no así la declaración de independencia.

El pleno del Ayuntamiento, por tanto, aprobó una propuesta de ERC para apoyar la legitimidad del Govern, rechazar la aplicación del artículo 155 y «la respuesta autoritaria y amenazadora del Estado», algo que votaron a favor ERC, BComú, el grupo Demòcrata, la CUP y el concejal no adscrito, Gerard Ardanuy (Demòcrates), mientras que PSC, Cs y PP votaron en contra. BComú, sin embargo, votó en contra del reconocimiento de la proclamación de la república catalana que había propuesto la CUP, por lo que fue rechazada su propuesta, que también abogaba por que el Ayuntamiento pusiera todas sus herramientas para impedir la intervención de las instituciones catalanas y «hacer efectiva la república».

Preguntada sobre Puigdemont, la alcaldesa de Barcelona reconoció que el presidente de la Generalitat cesado es quien «ostenta la legitimidad de las instituciones catalanas hasta que se recupere el autogobierno» en Cataluña. No obstante, la alcaldesa preguntó al PDeCAT: «¿Es presidente de la república o no? ¿Se ha proclamado la república?», y aseguró que se siente desconcertada porque no sabe qué papel está haciendo el Govern.

Tras conocerse la noticia de la prisión para Junqueras y siete ex consellers, Colau hizo una declaración a través de su cuenta en Twitter: «Día negro para Cataluña. El Govern elegido democráticamente en las urnas, a la prisión». Posteriormente, en una rueda de Prensa, la alcaldesa apuntó que, «ante la deriva autoritaria del Estado, me dirijo a la ciudadanía catalana para que estemos juntos, a la altura de este momento, y construyamos un frente común para recuperar el autogobierno».