El PP fuerza que Cs se retrate en toda España con la prisión permanente

Someterá su apoyo a votación en los ayuntamientos tras abstenerse Rivera en las Cortes.

El «número tres» del PP, Fernando Martínez-Maillo, presidió ayer una reunión de coordinación interna en la sede nacional del partido
El «número tres» del PP, Fernando Martínez-Maillo, presidió ayer una reunión de coordinación interna en la sede nacional del partido

Someterá su apoyo a votación en los ayuntamientos tras abstenerse Rivera en las Cortes.

La prisión permanente revisable ha entrado de lleno en el terreno político después de que las novedades en el asesinato de Diana Quer hayan servido para reavivar este debate. La reforma fue introducida en el Código Penal por el PP con su mayoría absoluta. Y es una medida, además, que los populares saben que conecta mayoritariamente con el sentir de su electorado más tradicional. Ante su votante, les suma. Y entre su votante sigue «pescando» Ciudadanos (Cs), un partido que, sin embargo, en esta cuestión ha optado por ponerse de perfil con su abstención en la tramitación de una proposición de ley del PNV, apoyada por el PSOE, Podemos y los independentistas, para suprimir esta figura legal . La justificación de Cs es que debe prevalecer el objetivo de la reinserción del delincuente y que la postura del PP conecta con el «populismo punitivo». El partido de Albert Rivera ha ratificado su intención de mantener la abstención en los próximos trámites parlamentarios de la proposición del PNV.

Con la opinión pública pendiente del futuro de «El Chicle», el presunto asesino de Diana Quer, el PP huele que esta cuestión puede servirle para incomodar a su rival, socio de investidura, a nivel territorial, y estratégicamente ha tomado la decisión de llevar mociones en apoyo de la prisión permanente revisable a todos los Plenos municipales para someterlas a votación y que todos los grupos se retraten. Estas votaciones pueden pasar desapercibidas a nivel nacional, pero sí tienen recorrido mediático entre la opinión pública local, y ahí es donde el PP entiende que tiene que empezar a librar la batalla contra Ciudadanos. El primer gran examen son las autonómicas y municipales de 2019 y el choque entre los dos partidos está ya siendo a cara de perro en esos niveles, aunque hasta ahora hayan mantenido más las formas en el debate nacional.

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, pidió ayer a la oposición que reflexione y desista del intento de derogar la prisión permanente revisable, ya que no puede convertirse en caballo de batalla una cuestión tan sensible.