El PP recrimina a Amaiur que hable de derechos humanos cuando apoya a ETA

El PP ha recriminado hoy a Amaiur que lleve a la tribuna del Congreso de los Diputados el respeto de los derechos humanos cuando la formación abertzale forma parte de "un mundo social que apoya y jalea a fuerzas que, como ETA, atentan contra el más elemental de los derechos, el de la vida".

El PP ha recriminado hoy a Amaiur que lleve a la tribuna del Congreso de los Diputados el respeto de los derechos humanos cuando la formación abertzale forma parte de "un mundo social que apoya y jalea a fuerzas que, como ETA, atentan contra el más elemental de los derechos, el de la vida".

Con 28 votos a favor, 283 en contra y 13 abstenciones, el Pleno de la Cámara baja ha rechazado la moción consecuencia de interpelación del diputado de Amaiur Rafael Larreina, sobre los "propósitos del Gobierno para corregir la erosión de derechos fundamentales".

"No están en condiciones de dar lecciones de democracia, ni de respeto ni de derechos fundamentales a nadie en esta cámara", ha aseverado el diputado popular Gabino Puche. "No es de recibo traer esta moción cuando no han pedido la disolución de ETA", ha añadido.

Puche ha explicado que el informe del Consejo de Europa sobre los derechos humanos y alrededor del cual Larreina ha justificado su intervención, no menciona a España en ningún momento puesto que se refiere a todos los países europeos en general. "No puede proyectar las conclusiones del informe sobre España para dar la sensación de que es el primer receptor"de las mismas, ha señalado.

El parlamentario del PP ha invitado a Larreina a dialogar "cuando quiera"de derechos humanos, dignidad y justicia porque su grupo "no tiene miedo". Principios, ha dicho, que el Estado "viene cumpliendo suficientemente".

En la defensa de la moción, el diputado de Amaiur ha mencionado que el informe critica la situación de los derechos humanos en Europa y dedica un apartado a las zonas afectadas por conflictos no resueltos, en alusión al País Vasco.

Larreina ha pedido al Gobierno "con el renovado respaldo de la ciudadanía vasca", tras los resultados de las elecciones europeas del pasado domingo, que "cambie de rumbo"y aborde con su grupo "todas las injusticias cometidas a lo largo de años de conflicto".

Así, ha reiterado el compromiso "abierto, constructivo y discreto si hace falta para poder llegar a ese nuevo escenario que el conjunto de la sociedad vasca nos exige".

Desde el PSOE, Jose Ignacio Sánchez Amor ha manifestado que si bien el informe del Consejo de Europa es genérico, invita a la reflexión del conjunto de los países.

Por ello, ha recordado a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, su compromiso para revisar el Plan de Derechos Humanos, aprobado en 2008, o traer uno nuevo, que es una "obligación"adquirida por el Gobierno.

En la misma línea se han expresado los diputados del PNV Emilio Olabarría y CiU Jordi Xucla, quien ha señalado que a inicios de la legislatura ya se planteó un plan del Ejecutivo sobre derechos humanos que "no se ha desarrollado",

Más crítico ha sido el representante de la Izquierda Plural Joan Josep Nuet que ha asegurado que pese a que el informe no cita a Espa, las recomendaciones son extensibles a nuestro país.