El PSC se desmarca del PSOE y plantea ir a las europeas junto a ICV

Propone una fórmula de coalición como la que mantiene en el Senado con la Entesa

La Razón
La RazónLa Razón

Barcelona- Dentro del debate que hay planteado en Cataluña sobre la posibilidad de dibujar candidaturas conjuntas de cara a las elecciones europeas, que se celebrarán dentro de un año, el PSC expuso ayer su propuesta. Lo hizo con ingenuidad, a través del portavoz del partido, Jaume Collboni, sin pensar que, ahora que las relaciones con el PSOE pasan por un momento delicado, su apuesta podría ser mal interpretada.

El debate soberanista ha erosionado el vínculo entre los hermanos socialistas. El PSC defiende el derecho a decidir y el PSOE no quiere ni oír hablar de la posibilidad de que las Comunidades Autónomas tengan la potestad de convocar consultas territoriales. Por eso ayer, cuando Collboni ofreció a ICV negociar un programa común para presentarse juntos a las europeas, el fantasma de la ruptura con el PSOE sobrevoló Nicaragua, el cuartel de los socialistas catalanes.

Aunque Collboni comentó que buscar vías de colaboración con partidos de la izquierda no es incompatible con mantenerse en las listas del PSOE, el PSC tuvo que emitir un comunicado para evitar malentendidos. Los socialistas catalanes subrayaron que no se plantean romper con el PSOE, aunque ven con buenos ojos presentarse a las europeas bajo el paraguas con el que los hacen en el Senado, con la fórmula de la Entesa Catalana de Progrés, donde PSC e ICV comparten grupo parlamentario al margen del grupo del PSOE. En el Senado, los parlamentarios del PSC han votado de manera distinta al PSOE en más de una ocasión.

Pero aunque Collboni expuso el ejemplo del Senado en varias ocasiones como una fórmula que podría funcionar en Europa, no se plantean romper con el PSOE en Bruselas. Lo que el PSC propone es un frente, cuanto más grande mejor, de todas las izquierdas para plantar cara a las políticas de austeridad de la «troika».

El portavoz de los socialistas catalanes lamentó que la fragmentación actual de los partidos de izquierdas ha pasado en los resultados electorales y en consecuencia es la derecha la que dicta qué políticas imperan.

Collboni es de la opinión que las políticas de austeridad están ahogando la economía. Y plantea las próximas elecciones como cruciales, como una batalla entre la derecha y la izquierda, entre las políticas de austeridad y las políticas de expansión económica. De ahí a la importancia que da a forjar un frente común, para aunar el mayor número de votos y tener mayoría en el parlamento europeo, donde hoy impera el color azul de los conservadores.

La apuesta del PSC responde a una invitación de ICV para abrir negociaciones con la idea de dibujar un programa común. La puerta está abierta también a ERC, aunque el PSC duda que quiera entrar.