El PSOE no ve «base jurídica» para el 155 si Puigdemont convoca elecciones autonómicas

Margarita Robles: "Si se convocan elecciones en el marco constitucional y dentro de la legalidad vigente no tendría razón de ser la puesta en marcha del artículo 155”

La portavoz socialista, Margarita Robles, durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces /Efe
La portavoz socialista, Margarita Robles, durante la rueda de prensa posterior a la reunión de la Junta de Portavoces /Efe

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha asegurado hoy que todos los senadores socialistas y los del PSC, incluido José Montilla, buscan que el viernes no haya necesidad de votar las medidas del artículo 155 de la Constitución porque antes Puigdemont, convoque elecciones.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha asegurado hoy que todos los senadores socialistas y los del PSC, incluido José Montilla, buscan que el viernes no haya necesidad de votar las medidas del artículo 155 de la Constitución porque antes el president, Carles Puigdemont, convoque elecciones.

Lastra, tras la reunión de más de dos horas que ha mantenido con el grupo del PSOE en el Senado, ha insistido en que si Puigdemont disuelve el Parlament y convoca elecciones dentro de "la normalidad democrática y el orden constitucional"no habría "base jurídica"para aplicar el 155, y que "así se dice también en el acuerdo del Consejo de Ministros".

Y en esa posición, ha añadido, está también el PSC y el expresident de la Generalitat y senador socialista, José Montilla.

"La posición del PSC es pública y notoria, la conoce todo el mundo. A lo que instan el PSC y el PSOE es a que Puigdemont no active el 155. Me consta que el senador Montilla, como todo el PSC, en lo que está es en eso", ha señalado tras poner en valor el "cierre de filas total"de los senadores socialistas con la dirección del partido.

Lastra ha realizado estas afirmaciones después de que alcaldes y voces críticas del PSC, contrarias a que se aplique el artículo 155, hayan manifestado hoy que confían en que el senador y expresidente de la Generalitat José Montilla votará contra esa medida en el pleno del viernes o bien entregará antes su acta de senador.

A este respecto, Lastra ha insistido en que Montilla está, como todo el PSC, "en buscar una solución a este conflicto", que pasa por que el presidente catalán convoque elecciones autonómicas y se recupera la legalidad y el autogobierno en Cataluña.

"Estamos en tiempo de descuento", ha advertido Lastra.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha confirmado que su partido presentará enmiendas en la comisión conjunta del Senado sobre la aplicación de este artículo, y ha explicado que se referirán a alguna cuestión "menor"sobre la que han pedido un "informe jurídico"para tener el "soporte legal necesario".

Sin avanzar más de su contenido, ha explicado que serán sobre aquellas cuestiones que el PSOE considera que "en el trámite de la negociación con el Gobierno se pudieron incluir"y que durante su debate parlamentario puedan modificarse para hacer las cosas con "rigor"y no dar pasos en falso.

Gil también ha recordado que la posición del PSOE es pedir "flexibilidad"al Senado para que Puigdemont pueda comparecer el miércoles, y no solo en la comisión del jueves o el pleno del viernes.

"Creo que no hay nada más importante en la agenda del Senado ni en la agenda del señor Puigdemont que venir a esta Cámara a expresar su opinión. Lo que hemos manifestado es esa voluntad, ese deseo del grupo parlamentario socialista de que se haga lo imposible para que esa comparecencia se produzca", ha concluido. EFE

Esta misma mañana, la portavoz parlamentaria del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, en rueda de prensa al término de la Junta de Portavoces, aseguraba que "si se convocan elecciones en el marco constitucional y dentro de la legalidad vigente no tendría razón de ser la puesta en marcha del mecanismo 155 de la Constitución, que sólo se pone en marcha cuando lo apruebe el Senado", ha señalado.

Robles ha recordado que esta posición es la que mantuvo este lunes de manera expresa en una entrevista radiofónica la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y equivale a "la misma tesis"que defiende el PSOE. Los socialistas, ha afirmado Robles, no tienen constancia de que el Ejecutivo haya modificado esta postura.

Sin embargo, este martes el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha advertido de que no vale con que Puigdemont convoque elecciones, sino que se necesita algo más, como que aclare si declaró o no la independencia. Además, Puigdemont tendría que precisar cuál es su voluntad de cumplir las leyes y "acatar la Constitución". "El asunto va mucho más allá que una mera convocatoria de elecciones, que es importante para el futuro, sin duda. Pero no es lo único", según Catalá.

Robles ha repetido varias ocasiones que "si hay convocatoria de elecciones dentro del marco constitucional con rechazo absoluto de una declaración unilateral de independencia", en opinión de los socialistas "no sería necesaria la aplicación del 155". La portavoz no ha querido avanzar si los socialistas votarían en el Senado en contra de las medidas del 155 en caso de que se diera ese escenario de unas elecciones convocadas por Puigdemont que no fuera acompañadas de una DUI.

Magistrada de profesión, Robles ha recordado que una declaración unilateral de independencia "no tiene cabida en el marco constitucional". Hablar de si Puigdemont escenifica un "rechazo total, a secas, o absoluto es retórico"porque lo que tiene validez son los actos jurídicos, en opinión de Robles.

El Gobierno ha negociado con PSOE y Ciudadanos las medidas decididas en un Consejo de Ministros extraordinario el sábado pasado para intervenir la autonomía catalana y convocar elecciones autonómicas en un plazo máximo de seis meses. Estas medidas incluyen, entre otras, el cese del Govern en su conjunto.

Desde antes de la aprobación de las medidas por el Consejo de Ministros, los socialistas ya venían subrayando que Puigdemont tiene aún la posibilidad de frenar el 155 si antes de que el Pleno del Senado vote el viernes estas iniciativas convoca elecciones en el marco de la legalidad vigente, es decir, respetando la Constitución y el Estatut, en lugar de pretender ajustarse a los comicios constituyentes previstos en la Ley de Transitoriedad Jurídica anulada por el Tribunal Constitucional y que, según los independentistas, regiría hasta la constitución de la República catalana independiente.