El PSOE gobernará con el peor resultado de su historia

La Comunidad Valenciana es su principal fuga de votos y sólo resiste en Andalucía, Extremadura y Asturias.

En las elecciones municipales del pasado 24 de mayo el PSOE marcó su peor dato histórico en estos comicios, al perder 673.000 votantes. En 2011, 6.276.000 votantes confiaron en su proyecto mientras que cuatro años después ceden 10,7 puntos, hasta los 5.603.000 votos. El partido marca con estos datos una tendencia en negativo pues es la segunda convocatoria electoral municipal consecutiva en la que retrocede. En 2007 obtuvo el 34,9% del voto válido local, para pasar en 2011 al 27,8%, registrando un descenso de 7,1 puntos. Ahora vuelve a bajar hasta el 25% del voto válido, por lo que recorta, de nuevo, otros 2,8 puntos. Entre 2011 y 2015 acumula un retroceso de 9,9 puntos, que se traduce en 2.158.000 votos.

La caída electoral afecta también al PP, aunque de manera menos significativa, ya que ha perdido en este mismo periodo (2007-2015) un total de 8,6 puntos y 1.858.000 votantes. Por lo tanto, la caída del PSOE en estos ocho años ha superado en 1,3 puntos a la del Partido Popular, y en cuanto a número de votos ha perdido 300.000 más que el PP.

En el cómputo general los populares han logrado el 30,5% del voto autonómico y el PSOE el 24,9%. Los socialistas superan en voto a los populares en Asturias, Navarra, Extremadura y Canarias, a pesar de que en estas dos últimas el PP fue el más votado en 2011. En las restantes nueve comunidades los populares volvieron a ser la candidatura más votada y los socialistas la segunda, salvo en Cantabria que quedaron en tercer lugar. Andalucía es la única comunidad donde la hegemonía socialista resiste a duras penas. Tras vencer en las municipales, el PSOE podría gobernar en Huelva, Sevilla, Córdoba o Jaén.

Las comunidades autónomas que registran los descensos más acusados del PSOE son Aragón y Comunidad Valenciana, donde retrocede 28,1 y 26,3 puntos, respectivamente. En tercer lugar, se encuentra Castilla-La Mancha, con un recorte de 22,2 puntos porcentuales con respecto a 2011. Le siguen el Principado de Asturias y Baleares, con descensos de 20,2 puntos en ambos casos. En Cantabria la caída es de 18,2 puntos y en Castilla y León, de 17.

Por debajo de su caída media se encuentran el resto de las comunidades. En La Rioja la bajada es de 12 puntos y en Navarra es de 11,8. En Extremadura, el descenso es de 8,7 puntos y en Canarias del 4,7%. El menor retroceso porcentual se registra en Murcia –2,6 puntos–.

Tan sólo en una comunidad sube con respecto a 2011, se trata de la Comunidad de Madrid, donde avanza un 2,8%. La Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha son las comunidades donde más votantes pierde el PSOE. Les siguen Castilla y León y Aragón.

En el Principado de Asturias, a pesar de ser la fuerza más votada, recorta su electorado en 36.000 votantes. A continuación se sitúan Extremadura y Baleares, con caídas de 25.000 y 21.000 votantes. En Cantabria el descenso es de 10.000 y en Canarias de 9.000 votos.