El PSOE retira la iniciativa para reprobar a Sáenz de Santamaría por las cargas policiales

El Grupo Socialista ha registrado un escrito en la Cámara Baja por el que retira esta petición para que el Congreso emitiera una censura política a la gestión del Gobierno durante el 1 de octubre.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles.
La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles.

El Grupo Socialista ha registrado un escrito en la Cámara Baja por el que retira esta petición para que el Congreso emitiera una censura política a la gestión del Gobierno durante el 1 de octubre.

El PSOE ha retirado la iniciativa que registró con idea de reprobar en el Congreso de los Diputados a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por las cargas policiales en Cataluña en la jornada del referéndum del 1 de octubre, han confirmado a Europa Press fuentes socialistas.

El Grupo Socialista ha registrado este martes un escrito en la Cámara Baja por el que retira esta petición para que el Congreso emitiera una censura política a la gestión del Gobierno durante el 1 de octubre, focalizada en Sáenz de Santamaría por ser quien estuvo al frente del operativo aquella jornada.

Aquel anuncio de reprobación, que iba a ser apoyada por Unidos Podemos y las formaciones independentistas, suscitó críticas internas, por un lado de diputados socialistas como José María Basrreda, y por otro por exdirigentes históricos como Alfonso Guerra, Juan Carlos Rodríguez Ibarra o Joaquín Leguina, entre otros.

PRIMERO LA APLAZARON Y AHORA LA RETIRAN

La semana pasada, los socialistas ya pidieron aplazar la interpelación urgente a la vicepresidenta (paso previo a la reprobación), y lo hizo alegando que iba a coincidir en el mismo día con la comparecencia del jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, para hablar ante el Congreso de los Diputados sobre la situación en Cataluña.

Entonces, la portavoz parlamentaria, Margarita Robles, dejó la puerta abierta a retirar la reprobación si Rajoy les daba motivos para ello, mientras que el secretario de Organización, José Luis Abalos, hizo hincapié en que el aplazamiento no debía interpretarse como una rectificación.

En ese debate, el presidente no pidió disculpas por las cargas policiales -como sí hizo el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo--, pero para entonces ya se había comprometido con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a abrir en 2018 el debate sobre la reforma constitucional que los socialistas vienen reclamando desde 2013, cuando al frente del partido estaba Alfredo Pérez Rubalcaba.

"POR OPORTUNIDAD"

Por una cuestión de "oportunidad"y ante el cariz que están tomando los acontecimientos en Cataluña --donde el Gobierno, con apoyo del PSOE y Ciudadanos, aplicará el artículo 155 de la Constitución para tomar parcialmente el control de la autonomía si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no da un paso atrás-- los socialistas han decidido retirar definitivamente su propuesta para reprobar a la vicepresidenta, explican las fuentes consultadas.