Política

El retrato que delató al asesino de Abad

Una imagen operativa obtenida en Francia, que no había sido publicada en ningún medio, permitió al hijo identificar al autor de la muerte de su padre.

La fotografía con la que el hijo de Giménez Abad identificó a Mikel Carreras Sarobe, el etarra que asesinó a su padre
La fotografía con la que el hijo de Giménez Abad identificó a Mikel Carreras Sarobe, el etarra que asesinó a su padre

Una imagen operativa obtenida en Francia, que no había sido publicada en ningún medio, permitió al hijo identificar al autor de la muerte de su padre.

Borja Giménez Larraz, hijo del presidente del PP en Aragón, Manuel Giménez Abad, que fue testigo presencial del asesinato de su padre por un pistolero de ETA, reconoció, en una foto «operativa» obtenida por la Guardia Civil en Francia, a Mikel Carrera Sarobe, «Ata», como el autor del crimen, según un informe de la Benemérita que obra en las actuaciones judiciales que lleva a cabo la Audiencia Nacional. Dicha fotografía no había sido publicada nunca en ningún medio y, por lo tanto, no estaba «contaminada».

En la rueda de reconocimiento realizada en París, Borja Giménez reconoció a este individuo como el autor del asesinato de su padre, pero aseguró, al ser preguntado por ello, que había visto su fotografía en alguna ocasión.

El reconocimiento con la foto «operativa» fue realizado en dependencias de la Guardia Civil. Le fueron mostradas un total de 18 retratos repartidos en dos folios. En el acta de reconocimiento, Borja Giménez identificó la imagen del individuo que aparecía con el número cuatro como el que disparó a su padre el 6 de mayo de 2001. Y estampó su firma sobre ella. Era la de Mikel Carrera. «Es preciso mencionar que durante la instrucción del acta de reconocimiento fotográfico no se le informó ni se le hizo indicación alguna sobre la identidad del miembro de ETA que podría ser el autor material. Igualmente se considera conveniente destacar que la imagen del miembro de ETA no había sido difundida con anterioridad en medios de comunicación escritos o digitales, por lo que no habría sido mostrada a los testigos presenciales de los hechos por la Policía una vez que se tuvo conocimiento de la pertenencia a ETA de Carrera Sarobe, esto es, varios años después del atentado», subraya el informe. «De igual forma, se tiene conocimiento de que tras la detención en Bayona (Francia), el 21 de mayo de 2010, de «Ata», únicamente aparecieron en los medios, tanto en formato impreso como digitales, imágenes del miembro de ETA con la cabeza rapada, hecho que podría haber impedido el reconocimiento (de este individuo) por parte de los diferentes testigos del atentado».

Asimismo, se enfatiza que en las diligencias 995/2001 instruídas por el Cuerpo Nacional de Policía con motivo del asesinato de Giménez Abad en Zaragoza figuran las actas de declaración de varios testigos presenciales del hecho, que coinciden en señalar una serie de características del asesino que coinciden con las de «Ata».

«De las descripciones facilitadas por los testigos se pueden extraer varias coincidencias con base en las cuales se determinan una serie de características físicas (cabello, edad, estatura) correspondientes al individuo (hombre) autor material de dicho atentado», como que tenía el cabello moreno y rizado; de 25 años y 1,80 de estatura.

En función de ello, especialistas del Cuerpo Nacional de Policía realizaron un retrato robot de la persona que efectuó los disparos, que «concordarían con las Carrera Sarobe».

En el informe se aportan otros datos. El 22 de febrero de 2001 la Policía francesa detuvo en Anglet (Francia), al dirigente de ETA Javier García Gaztelu, «Txapote», que desempeñaba labores de responsabilidad en el «Aparato Militar» y más en concreto en la dirección de los «comandos».

Entre los efectos que se incautaron a este individuo había una agenda de bolsillo de 2001, «referenciada por las autoridades francesas como “SELLO A/27”, y que forma parte de la correspondiente Comisión Rogatoria Internacional (Juzgado Central de Instrucción no 3 de la Audiencia Nacional».

«Esa agenda contenía numerosas anotaciones manuscritas efectuadas por el propio “Txapote”, incluidas las relativas a su responsabilidad en la dirección y control de seis “comandos”, entre ellos los denominados Urbasa, Zartako, Ttotto, así como de integrantes de comandos, entre ellos Ibon Fernández, “Susper” y “Ata”. Se puede observar cómo los días 5 de enero y 15 de marzo, de 2001, tenía marcadas sendas citas orgánicas con “Ata”, en “Iluntzerako (bosterako)”, que se puede traducir como “Para el anochecer (para las cinco”). El hecho de que un número importante de anotaciones hagan referencia a “comandos” armados, y que figuren otras como las citadas de “Susper” y “Ata”, hacen inferir que al menos en enero del año 2001, Carrera Sarobe se hallaba encuadrado en el “Aparato militar” de ETA, y muy probablemente como integrante de un “comando” armado».

El 3 de octubre de 2004, una operación conjunta de la Policía francesa y de la Guardia Civil culminó con la detención de 17 personas en Francia y otras ocho más en España. Uno de los arrestados fue el dirigente de ETA Mikel Albisu, “Antza”.

Entre los efectos incautados había un documento referenciado por las autoridades galas como SELLO 5/TOMO 1-26 . Se trata de un texto obtenido del volcado del un archivo «KrisiESAprozedura-erabak.doc», en el que se determinaban las medidas a tomar con diversos cabecillas, entre ellos «Ata» por sus críticas dirigidas a la «Dirección» de la banda.

Dichas no eran las propias de un etarra sin ningún tipo de experiencia en acciones armadas, sino más bien las de una persona experta en la actividad terrorista.