España

El sector crítico reivindica a Monedero y anuncia «acciones conjuntas»

Muestran su descontento con el programa que el líder del partido, Pablo Iglesias, presenta hoy de cara a las elecciones autonómicas.

Círculos sectoriales de Podemos mostraron ayer su descontento con la salida del partido de Juan Carlos Monedero a través de un comunicado y expresaron su preocupación sobre cuál será el futuro del trabajo realizado por el cofundador en el programa marco del partido para las generales. Asimismo, afirman que hacen público el comunicado «como inicio de acciones conjuntas».

«Ante la dimisión de Juan Carlos Monedero como responsable de Programa Electoral para Generales de Podemos y ante el anuncio de la elaboración del programa por “expertos”, nace la inquietud por saber qué será del magnífico trabajo realizado por los círculos sectoriales», afirman en una nota publicada ayer en las páginas web de las dos principales plataformas que están aglutinando a los descontentos con la línea oficialista de Pablo Iglesias: Demandamos Transparencia y Unidad Ciudadana. La nota elaborada por miembros de algunos círculos sectoriales de Podemos lanza duras críticas contra el programa electoral que Pablo Iglesias tiene previsto presentar hoy a las 18:00 en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Para estos miembros de Podemos este documento «no es el programa de los de abajo, de los que siempre son derrotados por las élites que les van a redimir» y se trata tan sólo de «un parche paliativo que se convierte en cómplice de una situación que debe terminar».

El comunicado elabora sobre las dos tendencias ideológicas y organizativas que actualmente se encuentran en tensión en el interior de Podemos y que personifican Pablo Iglesias y Juan Carlos Mondero. La del secretario general estaría caracterizada por una concepción más vertical del partido, en el que la cúpula central toma todas las decisiones y la segunda concedería más protagonismo a las bases (en las que los círculos territoriales y sectoriales son fundamentales) convirtiendo a la dirección en una portavocía que transmite y comunica a toda la sociedad las propuestas que éstas han decidido en las distintas asambleas. En este sentido, la nota dice: «El programa del pueblo y para el pueblo, se encuentra realizado o en fase de conclusión en el alma y la base de Podemos: la gente, sus círculos sectoriales y territoriales, su razón de ser, que ahora recibe las recetas de la élite como medio de solucionar lo que no parece tener solución». Y continúa reivindicando la figura del cofundador del partido: «El responsable de Programa, Juan Carlos Monedero peleó por que este programa de los de abajo fuera, con Pablo Iglesias a la cabeza, el binomio perfecto para que una España deprimida pasará a ser una España ilusionada y esperanzada. Pero el binomio se rompió y ahora nos queda que el listo de turno nos diga qué hemos de hacer con nuestro destino».

En el origen del desencuentro entre los círculos sectoriales y la cúpula del partido se encuentra el ímprobo trabajo que éstos han venido realizando junto a Monedero en la elaboración de propuestas para el programa de Podemos en las elecciones generales. Estos círculos, verdadera musculatura real sobre el terreno del partido de Pablo Iglesias, sienten inquietud despúes de saber que, tras la marcha de Monedero, el programa será realizado por un panel de expertos organizado por Rafael Mayoral.

Por su parte, el secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, confirmó ayer durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Coordinación que en estos momentos «no urge» sustituir la vacante que Monedero dejó con su marcha en el propio Consejo de Coordinación y en la secretaría de Programa y Proceso Constituyente. «Hoy no se ha tratado ninguna cuestión sobre una posible sustitución porque su trabajo está finalizado y aún queda tiempo para abordar el trabajo de cara al programa de las elecciones generales», dijo. El trabajo «finalizado» al que se refiere Sergio Pascual es el del programa para las autonómicas de Podemos, y no el de las generales, que es precisamente el que preocupa a los círculos sectoriales que hicieron público ayer el comunicado de protesta.