El TC prevé ratificar la inhabilitación de Otegi

El Tribunal Constitucional será quien decida antes del día 9 si avala la decisión de la Junta Electoral, que impide a Arnaldo Otegi presentarse a las elecciones vascas. Bildu comenzará de inmediato las alegaciones y los recursos

El líder abertzale, Arnaldo Otegi, durante una entrevista que concedió ayer a la televisión vasca ETB
El líder abertzale, Arnaldo Otegi, durante una entrevista que concedió ayer a la televisión vasca ETB

El Tribunal Constitucional será quien decida antes del día 9 si avala la decisión de la Junta Electoral, que impide a Arnaldo Otegi presentarse a las elecciones vascas. Bildu comenzará de inmediato las alegaciones y los recursos

Apenas 16 líneas tiene el acuerdo de la Junta Electoral de Guipúzcoa para concluir que «el candidato Arnaldo Otegi Mondragón se encuentra incurso en causa de inelegibilidad». De esta forma, el ex dirigente batasuno no podrá ser candidato por Bildu en las próximas elecciones en el País Vasco, que tendrán lugar el 25 de septiembre. Ahora, dispone hasta mañana para presentar alegaciones ante la propia Junta, que todo hace indicar que no serán atendidas, y, a partir de ahí, comenzará la vía judicial.

Los magistrados de la Audiencia Provincial de Guipúzcoa María del Carmen Bildarraz, Jone Unanue y Felipe Peñalba, la decana del Colegio de Abogados de Guipúzcoa, Lourdes Maiztegui, y el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad del País Vasco Iñaki Agirreazkuneaga resolvieron por unanimidad que Otegi no puede concurrir a las comicios vascos por la condena que le impuso la Sección Cuarta de la Audiencia Nacional y donde consta que la inhabilitación especial se extiende también al sufragio pasivo, es decir, a la imposibilidad de ser elegido.

En concreto, el acuerdo de la Junta Electoral, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, alude a que, de acuerdo con la documentación recibida desde la Audiencia Nacional, Otegi «se encuentra condenado a la pena de inhabilitación, para el ejercicio del sufragio pasivo» desde el cuatro de septiembre de 2014 hasta el 28 de febrero de 2021, «conforme a la liquidación de condena firme» realizada por la Audiencia Nacional.

Es decir, la Junta Electoral, tal como ha publicado este periódico días pasados, ha considerado que en este supuesto no es de aplicación la «doctrina de Iker Casanova», quien pudo presentarse a unos comicios porque en su sentencia no se especificaban los cargos sobre los que pesaba la inhabilitación especial. Este mismo vacío sucedía también en la sentencia condenatoria de Otegi, aunque, en este caso, y es la principal diferencia, se especificaba que la inhabilitación afectaba igualmente al sufragio pasivo, es decir, a la imposibilidad de concurrir a ningún proceso electoral.

Insta a nombrar otro candidato

Y, junto a ello, se destaca que la sentencia es firme, ya que Otegi ni siquiera recurrió la fecha de liquidación de la pena de inhabilitación cuando la misma fue confirmada por la Audiencia. En esos momentos tenía la opción de recurrir al Tribunal Supremo, pero optó por no hacerlo, por lo que la misma adquirió firmeza.

La junta, tras advertir la deficiencia de que Otegi no puede ir en las listas, ha pedido a Bildu que designe a un nuevo candidato, ya que, en caso, contrario, procederá a aplicar lo dispuesto en la Ley Electoral, es decir, su puesto sería cubierto por el número dos de la candidatura –Maddalen Iriarte–.

Una vez que la Junta dio a conocer su resolución a Bildu, la coalición radical abertzale no tardó en reaccionar y anunciar que impugnará la resolución de la Junta e intentará «construir el mejor recurso posible» porque la Ley les «asiste» y terminará dándoles la razón, según manifestó el portavoz de EH Bildu, Oskar Matute.

Una vez que la Junta, previsiblemente, rechace las alegaciones que presentará Bildu, se abre la vía judicial. El primer paso será el recurso que interpondrá la coalición ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de San Sebastián. En esta instancia, el juez deberá valorar si la decisión de la Junta es ajustada a Derecho o, por el contrario, ha aplicado un criterio que no es el correcto en lo que se refiere a la inhabilitación.

Con independencia de su fallo, la última palabra la tendrá antes del día 9 el Tribunal Constitucional, ya que Bildu, si el magistrado confirma que Otegi no puede ser candidato, o cualquiera de las candidaturas afectadas –PP y Ciudadanos ya anunciaron que recurrirán si se le permitía concurrir– acudirá al TC. En este sentido, fuentes jurídicas señalaron que el criterio «más probable» que adoptará el Tribunal Constitucional será el de impedir que Otegi sea candidato, en la misma línea que mantiene la Fiscalía.

Este mismo criterio mantiene la mayoritaria ,para quien la sentencia condenatoria donde se fijaban las dos inhabilitaciones «no dejaba lugar a dudas», por lo que lo razonable es que el recurso que interponga «no prospere».