El Tribunal de Cuentas reclama más transparencia en sus ingresos a UPyD

El órgano fiscalizador también insiste en pedirle que corrija el procedimiento que afecta a las donaciones no identificadas

La Razón
La RazónLa Razón

Según la literalidad del último informe del Tribunal de Cuentas de fiscalización de los partidos, durante los ejercicios 2009, 2010 y 2011, Unión Progreso y Democracia (UPyD) recibe varias advertencias en materia de transparencia y justificación de sus estados contables, como adelantó este periódico el pasado día 26. UPyD contestó con un comunicado en el que ponía en cuestión esa información, pero la textualidad del informe del Tribunal de Cuentas es clara y contundente al respecto.

El Tribunal señala que los ingresos por actividades propias del partido ascienden a 144.356,28 euros, 111.400,08 euros y 98.858,09 euros, respectivamente, en los tres ejercicios fiscalizados, procedentes, entre otros, de la venta de lotería, de actos y jornadas con afiliados y simpatizantes y de productos promocionales. De estos ingresos, «sólo se ha dispuesto de los correspondientes abonos por el importe conjunto en los extractos de las cuentas bancarias del partido, no existiendo ningún otro soporte documental que acredite la naturaleza y el importe de los mismos. El partido deberá implantar un procedimiento que garantice la justificación y transparencia de este tipo de ingresos a fin de facilitar la comprobación del requisito establecido en el artículo 6.3 de la Ley Orgánica 8/2007», señala el informe.

En relación a la deuda, el partido mantiene un endeudamiento con particulares cuyos saldos ascienden a 221.870 euros en 2009, 175.170 euros en 2010 y 298.039,73 en 2011, que se componen fundamentalmente de deuda formalizada a través de «documentos reintegrables al portador», emitidos por la formación, como ya se puso de manifiesto en el Informe del ejercicio de 2008. Esta deuda está formada por los bonos pendientes de devolución emitidos en 2008 (181.500 euros), emitidos en 2009 (79.500 euros) y emitidos en 2011 (127.617 euros). «De estas emisiones, las realizadas en 2008 y 2009 presentan incidencias, ya señaladas en la fiscalización del ejercicio de 2008, como el desconocimiento del número de bonos emitidos, bonos extraviados y destruidos y la indeterminación del plazo de devolución de la deuda, incidencias que se siguen arrastrando a cierre de 2011», explica el Tribunal de Cuentas. Y tras aclarar que hay una progresiva devolución de la deuda, advierte de que, «al igual que se señaló en el Informe del ejercicio anterior, dada la peculiaridad de este tipo de financiación, se estima que el partido debe extremar las garantías legales a fin de ajustarse a los requisitos aplicables de acuerdo con la normativa financiera y sobre financiación de los partidos políticos. «El partido señala en alegaciones que en el ejercicio de 2011 se han corregido estas deficiencias, circunstancia que ha sido comprobada durante los trabajos de fiscalización de dicho ejercicio, si bien al final del citado ejercicio se sigue arrastrando la situación de ejercicios anteriores», precisa el Tribunal.

La mayoría de las donaciones figuran identificadas conforme a lo previsto, salvo 11.893 euros en 2009, 1.350 euros en 2010 y 1.096 euros en 2011, de los que el partido desconoce su identificación, lo que incumple el artículo 5 de la Ley Orgánica 8/2007, y que han sido abonados a una cuenta de pasivo. UPyD mantiene una cuenta abierta en una entidad de crédito denominada «Donaciones puestas a disposición del Tribunal de Cuentas», donde ingresa las que no están correctamente identificadas. «Este Tribunal viene formulando propuestas para que se regule un procedimiento que resuelva de forma definitiva esta situación», alega. En relación a las donaciones de personas jurídicas, figuran siete aportaciones por 7.000 euros sin que se facilite el acuerdo del órgano social competente.