Política

Errejón dice que la UMA sólo le reprocha un «error administrativo»

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón
El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón

Íñigo Errejón ha denunciado una «cacería» contra Podemos tras declararse satisfecho porque la Universidad de Málaga, ha dicho, no ha encontrado irregularidades en su contrato ni en su trabajo y sólo ha constatado la falta de «un papel» para pedir la compatibilidad.

El secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, ha denunciado una “cacería” contra Podemos y se ha declarado satisfecho después de que la Universidad de Málaga, ha dicho, no haya encontrado irregularidades en su contrato ni en su trabajo, y sólo haya constatado la falta de “un papel” para pedir la compatibilidad.

En declaraciones a Efe, Errejón ha valorado así la resolución de la Universidad de Málaga (UMA), donde es investigador, que le ha abierto un expediente disciplinario y le ha suspendido provisionalmente de empleo y sueldo, según ha explicado el dirigente de Podemos, por no haber cumplido ese trámite administrativo.

El secretario de Política de Podemos ha destacado que “después de días de mucho ruido”, en los que se han dicho cosas “muy injustas”, la Universidad “ha cerrado el expediente informativo” incoado, concluyendo que no ha habido ningún problema con el contrato ni con el trabajo realizado ni su dedicación, ha subrayado.

Simplemente, según Errejón, la Universidad ha señalado que faltaba el trámite administrativo de haber solicitado la compatibilidad para poder desarrollar otras actividades.

Según el dirigente de Podemos, lo que concluye la Universidad es que se debería haber solicitado un documento comunicando una segunda actividad laboral, que no se declara incompatible con el proyecto de investigación sobre la vivienda en Andalucía que realizaba.

Errejón ha recordado que la rectora de la UMA ya aclaró que su contrato era regular y que la Junta de Andalucía certificó que su trabajo fue realizado, en contra de lo que se había afirmado.

Tras mostrar su respeto por los trabajadores de la Universidad de Málaga, que han tenido que desarrollar sus funciones en un “clima general de presión”, se ha declarado satisfecho y “orgulloso” porque, después de tener “una lupa tan grande” sobre él, se ha demostrado que sólo faltaba “un papel”, y ahora -ha añadido- esperará a que se diriman las consecuencias administrativas de ese error.

“En el país de Bárcenas, en el país de Rato y en el país de Bankia resulta que faltaba un trámite administrativo consistente en un papel”, ha subrayado.

En cualquier caso, ha dicho, que no se trata de cuestiones aisladas y ha enmarcado lo ocurrido en una campaña de insultos, difamaciones y “ataques personales” contra Podemos, que ha tenido que soportar ya acusaciones de “relación con banda terrorista o de haber recibido financiación de otros países”.

Íñigo Errejón ha expresado su confianza en la Universidad de Málaga, que “en todo este clima de cacería desatado contra Podemos”, ha tenido que emitir esta resolución, y ha señalado a las encuestas, que apuntan el ascenso de su partido, como el motivo de las acusaciones que se lanzan contra su partido.

“El problema de la casta no se llama Podemos, se llama falta de confianza ciudadana”, ha afirmado para advertir después de que “matando al mensajero no se solucionan los problemas”.

En este sentido, ha recordado que Podemos no se va a amilanar ante esta “catarata de infamias” y que después de demostrar este año que “el cambio es posible”, se disponen a estar a la altura y construirlo en 2015.

Un proceso que van a arrancar el 31 de enero con una gran movilización en Madrid para decir que 2015 “puede ser el año en que la gente, que está harta del maltrato y de la burla, mande a casa a una minoría que ha acumulado demasiado poder y en demasiado tiempo” y que ahora que ve que pueden “jubilarles” están “nerviosos”.