MENÚ
jueves 22 agosto 2019
07:23
Actualizado

España prepara una inversión inicial de 110 millones de euros en el FCAS

Se sumaría a otros 220 millones comprometidos ya por Francia y Alemania para financiar el estudio conceptual, que concluirá a finales de 2020

  • España prepara una inversión inicial de 110 millones de euros en el FCAS
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

27 de junio de 2019. 16:58h

Comentada
Infodefensa.com Madrid. 27/6/2019

La ministra de Defensa, Margarita Robles, aseguró la semana pasada en Le Bourget, tras firmar la entrada en el Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS), que España participará en este proyecto en un 33% por ciento. Este porcentaje supone una inversión inicial de 110 millones de euros, según explican a Infodefensa.com fuentes militares próximas al proyecto.

España prepara una inversión inicial de 110 millones de euros en el FCAS

El dinero iría destinado a la financiación del estudio conceptual, que concluirá a finales de 2020, y a la puesta en marcha de la fase de demostradores, que tendrán lugar entre este año y el que viene, y se sumaría a otros 220 millones comprometidos ya por Francia y Alemania. En total, los tres países podrían sobre la mesa 330 millones a parte iguales. “Si España quiere estar en igual de condiciones, la fórmula sería invertir otros 110 millones de euros”, subrayan.

Por el momento, franceses y alemanes ya han desbloqueado 65 millones para el contrato de estudio de concepto que será formalizado y entrará en vigor en septiembre, aunque el lanzamiento tuvo lugar el pasado mes de febrero.

Además, Francia ya trabaja por su cuenta en este análisis con un contrato puente dotado con diez millones de euros. “De los 220 millones sobran 155 millones que hay que dividir entre cinco pilares: motor, caza, sistema de sistemas, entorno de simulación y remote carriers”, añaden las citadas fuentes. Otras dos áreas observación y sensores serían abordadas en una fase posterior.

España prepara una inversión inicial de 110 millones de euros en el FCAS
Estudio concepto

A esto habría que sumar la financiación española. Un gasto que deberá ir al Consejo de Ministros, que aprobaría un techo de gasto. Este paso es clave para la entrada real de España en el proyecto. “Ahora mismo el estudio de concepto es a dos bandas y media, no terminamos de integrarnos. Como no está definida aún nuestra participación, no tenemos acceso a toda la información. El acuerdo firmado en la feria es un paso más, ahora lo que hay que hacer es unirse a ese estudio contractualmente. Gubernamentalmente estamos, pero industrialmente no”, especifican.

Francia y Alemania han solicitado a España que defina su participación industrial que permitirá la integración plena en el programa. “Este es el trabajo que toca ahora”. Las fuentes consultadas por Infodefensa.com, explican que el estudio nacional está listo y el siguiente paso será ponerlo en común con los estudios de los otros dos socios de cara a unificar y armonizar criterios.

Participación industrial

El Ministerio de Defensa tiene que decidir qué empresas estarán en cada uno de los pilares. En concreto, el departamento trabaja en una estrategia industrial y en un plan nacional que permitirá proponer una estructura industrial para el programa FCAS en las próximas semanas.

En este punto, las fuentes consultadas señalan que la formación de un nuevo Gobierno permitirá tomar las decisiones con una mayor celeridad. El objetivo, apuntan, es estar desde el principio en todas las áreas y hacer un especial hincapié en aquellas en las que las compañías nacionales son fuertes. España apuesta por tener un papel importante en el diseño del caza, aportando la experiencia en la fabricación de aeronaves de Airbus y la participación en programas como el Eurofighter o el A400M.

El otro pilar fundamental para la industria nacional es el motor, no solo del futuro avión, sino también de los conocidos como remote carriers, y aquí la apuesta es ITP, una empresa que nació con el programa Eurofighter. Las firmas españolas además aspiran a jugar un papel determinante en el sistema de sistemas y en el entorno de simulación para integrar todos los componentes del FCAS.

“El esfuerzo es sensato, razonable y asumible siempre y cuando haya un buen plan. Este el programa de defensa europeo del siglo XXI con todo lo que tiene asociado”, concluyen.

Últimas noticias