Fernández Díaz, a Sortu: «Legalidad no es impunidad»

Después de que este partido haya afirmado que será «heredero» de Herrira -encargada de dar la bienvenida a los presos de ETA y mantener la disciplina-, el ministro del Interior, Jorge Fernández, ha advertido a la formación que «legalidad no significa impunidad».

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido este lunes a Sortu de que "legalidad no significa impunidad", después de que este partido haya afirmado que será "heredero"de Herrira -encargada de dar la bienvenida a los presos de ETA y mantener la disciplina-, cuya actividad ha sido suspendida por dos años por la Audiencia Nacional.

«Que sepa Sortu que legalidad no significa impunidad: A Sortu la legalizó el Tribunal Constitucional, eso no quiere decir que pueda actuar saltándose la ley", ha dicho en una entrevista en Antena 3 recogida por Europa Press. El ministro ha aludido a la manifestación celebrada el sábado en Bilbao en protesta por la desarticulación de Herrira cuando le han preguntado por las críticas y el desapego expresado por algunas organizaciones de víctimas del terrorismo. El ministro ha destacado que en esa manifestación llamaron al Gobierno "fascista y de todo", así que cree que "no parece muy compatible"una crítica con la otra.

Además, ha dejado claro que siempre tendrá "respeto"por las víctimas de ETA, que durante muchos años "no han estado bien tratadas por el conjunto de la sociedad y los poderes públicos", incluso han sido "maltratadas"en algunos lugares.

A las víctimas: No habrá negociación con ETA

Y además, ha subrayado que el Gobierno sigue teniendo muy claro que "no ha habido ni habrá negociación con ETA"y que mientras la banda no se disuelva "el Estado de Derecho no está en suspenso". Prueba de ello, ha dicho, han sido los más de 60 detenidos desde que el PP llegó al Gobierno, "la inmensa mayoría"en Francia, Reino Unido

o Italia". "No hay santuarios de impunidad para los terroristas en Europa", ha dicho.

Casi dos años después de que ETA anunciase el fin de su actividad armada --el 20 de octubre de 2011--, Fernández Díaz ha insistido en reclamar su disolución. "Si usted nació para conseguir determinados objetivos actuando de forma terrorista mediante el asesinato, el secuestro, la extorsión y la socialización del terror, y ahora usted decide que esa vía no la va a seguir utilizando, ¿por qué no se disuelve?", ha preguntado.