Política

Garzón tenía desde 1998 datos de que Bolinaga había matado a un guardia

Bolinaga, a la salida de su casa en Mondragón
Bolinaga, a la salida de su casa en Mondragón

El Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, cuyo titular era entonces Baltasar Garzón, disponía, desde enero de 1998, de información acreditativa de uno de los presuntos autores del asesinato del guardia civil Antonio Ramos Ramírez, el 8 de junio de 1986 en Mondragón, era Jesús María Echevarría Bolinaga, que permanece en libertad desde hace más de un año como consecuencia de un proceso cancerígeno.

El citado Juzgado solicitó a la Benemérita el 15 de enero de 1998 información sobre el asesinato de Ramos. Le fue remitida quince días después para que fuera incluida en el sumario. Sin embargo, Bolinaga y los otros supuestos asesinos nunca fueron juzgados por razones que se desconocen.

Ha tenido que ser la propia Audiencia Nacional la que, en el marco de la investigación que ha ordenado a raíz de la «información solicitada por las víctimas de ETA en relación con los 349 atentados cometidos por la referida banda terrorista» que están sin esclarecer, la que ha dado los primeros pasos para que el asesinato del guardia Ramos pueda ser juzgado y condenados sus autores.

La Comandancia de la Guardia Civil de Guipúzcoa, en un informe que ha remitido a la Audiencia con fecha 27 de enero de este año, ha recordado las diligencias que se realizaron con ocasión de la desarticulación del «comando Bellotxa», autor del asesinato del agente Ramos. A esta célula pertenecía, entre otros pistoleros, Bolinaga y era el que mantenía secuestrado al funcionario de prisiones Ortega Lara.

Las diligencias que se recuerdan ahora tienen fecha de 1 de julio de 1997 y en ellas se incluyen las declaraciones de los miembros de la célula que implican, sin ningún genero de dudas, a Bolinaga en el asesinato de Ramos.

En estas diligencias se incluían los informes periciales 971126 y 971128, del Centro de Investigación y Criminalística de la Guardia Civil sobre las armas incautadas a los miembros del «comando» en los que corroboran que dichas armas participaron en los atentados mediante disparos cometidos por el citado «comando».

José Miguel Gaztelu Ochandorena, en el folio cuarto del acta de manifestación que fue instruida con motivo de su detención, incrimina a Jesús María Urivechevarría Bolinaga y a José Luis Erostegui Bidaguren en el asesinato de Antonio Ramos: «esta acción la llevan a cabo Jesús y José Luis, en las mismas condiciones que la anterior (muerte de otro agente de la Benemérita); es decir, localizando el conocido de antemano vehículo del guardia, esperando a que éste llegara y disparando Jesús sobre el mismo».

José Luis Eróstegui, en el folio tercero de su acta de manifestación atribuye, asimismo, el asesinato de ramos a Bolinaga: «Nos desplazamos al bario de San Andrés, donde localicé el coche del guardia civil y esperé en el monte a que montara en él. Se lo marqué en ese momento para que Jesúsmari disparara».

Javier Ugarte Villar, en la segunda acta de manifestación, implica, asimismo, a Bolinaga en el crimen: «También atentaron contra otro guardia civil en la localidad de Mondragón, que fue en la puerta de un bar, que fue realizado por Josu (Bolinaga) y José Luis, que no sabe si disparó uno solo o los dos, que el guardia civil resultó muerto como consecuencia de los disparos».