«Hay un factor humano que no se cuida»

José Silva, presidente de la Asociación de la Escala de Suboficiales de la Guardia Civil, (ASESGC), reclama que se valore a los guardias como merecen. «Está en riesgo su motivación»

José Silva, presidente de la Asociación de la Escala de Suboficiales de la Guardia Civil, (ASESGC), reclama que se valore a los guardias como merecen. «Está en riesgo su motivación».

Dice que se hizo guardia civil porque se crío en los principios que integran el Instituto Armado. «No tuve ninguna duda en dar continuidad a esos valores, era algo que me gustaba a mí, y a todos mis amigos». Y es que el cien por cien de los que conserva de su niñez dice que también visten el uniforme. «Me críe en un cuartel y estoy muy orgulloso», destaca José Silva, presidente de la Asociación de la Escala de Suboficiales de la Guardia Civil, (ASESGC).

La Guardia Civil es una de las instituciones más valoradas por los ciudadanos, en la que más confían los españoles según el CIS y también el Cuerpo más castigado por el terrorismo. El presidente de la Asociación de la Escala de Suboficiales de la Guardia Civil recuerda que aún no están suficientemente valorados y por ello pusieron en marcha una campaña en la que reclaman mejoras salariales e incluso recogen firmas de apoyo en change.org. Silva, considera que, a pesar de que han sentido el cariño de los españoles no existe una «corresponsabilidad» entre esa valoración y el reconocimiento económico y presupuestario que se les da, un hecho por lo que, aseguran «no nos sentimos valorados, porque no tenemos un buen salario, ni complementos por el servicio festivo». Critican que no disponen de suficientes medios materiales para hacer su servicio en condiciones. «Coches con 500.000 kilómetros, medios de protección insuficientes, instalaciones viejas y muy antiguas...» «Hay un factor humano importante que no se está cuidando», asegura.

Silva cree que el hecho de ser la institución más valorada incluso puede llegar a perjudicarles. «En mi opinión personal nos perjudica porque los políticos trabajan con la premisa de que si algo va bien, por qué cambiarlo. Cuando escucho eso me da mucho miedo, porque considero que todo es susceptible de mejorarse».

La situación vivida en Cataluña ha despertado de nuevo la diferencia salarial que existe con un Mosso o Ertzaintza «cobra al menos más de 500 euros con respecto a un Guardia Civil». «Por un servicio nocturno un guardia puede ganar 6 euros por las ocho horas mientras un agente autonómico cobraría 30 euros», explica. Y además, estima que por un festivo «un guardia cobra entre 11 y 12 euros, mientras que un autonómico llegaría a 50 euros». El presidente de ASESGC critica que las policías autonómicas también estén mejor retribuidos por una comisión de servicio. «Nosotros estamos aquí porque queremos tener Guardia Civil en el futuro» y cree el Cuerpo está en peligro de extinción porque además «está en riesgo su motivación». Los guardias «no van a rendir igual si tiene que hacer esas largas jornadas de trabajo o si no están valorados profesionalmente» y advierte de que la institución pueda desaparecer o con el tiempo transformarse en otra cosa distinta.

Recuerda que cuando el guardia civil se quita el uniforme, también es persona, y «percibe que no llega a fin de mes, que su compromiso y esfuerzo no está a la altura del reconocimiento que le dan a su trabajo, en la parte humana, en la que no se ve. El guardia civil, sufre». «Si estuviésemos más valorados, podríamos atraer a otra gente, nos pelearíamos por entrar y tendría un estatus diferente» y es que subraya que «sale más rentable ser youtuber, en cualquier otro lado puedes ganar los 1.400 euros sin tener las condiciones complicadas de ser guardia». Asegura que la Guardia Civil es como una gran familia y que «lo que le afecte a uno, nos afecta a todos.» Por ello han vivido con «mucha desolación y preocupación» los escraches contra sus compañeros porque «han sido utilizados. Sufrieron mucho y nos lo transmitieron a todos».