Política

La autopsia electoral de Cs: cómo perder el 72% de tu voto

El partido de Rivera pierde más de 2,5 millones de votos, lo que supone el 72,0% de sus electores. El PP ha tenido un aumento neto de 646.000 votantes

Publicidad

A falta de contabilizar los votos procedentes del extranjero, previsiblemente unos 200.000 aproximadamente, la participación en estas elecciones ha caído 5,4 puntos. El 28A fue del 71,8% del censo total CER+CERA, residentes en España y en el extranjero, y este 10N ha quedado reducida al 66,4%, contando los votos llegados desde el exterior.

Dos millones de españoles que votaron en abril ahora no lo han hecho, ese es un dato de gran magnitud, pero lo es más la pérdida de 2,5 millones de votos de Ciudadanos, que solo conserva el 36,0% de sus votantes de abril y que por lo tanto pierde al 72,0%. El 26.3% se pasa al PP (1.5 millones). El 12,8% marcha a Vox (532.000). El 5,0% votó al PSOE (207.000). Otro 2,1% se repartió entre otras candidaturas y el 17,9% restante se abstuvo (742.000). Esta es la autopsia electoral de Cs.

El segundo partido que registró la mayor caída fue el PSOE; tuvo una pérdida neta de 760.000 votantes; la mayoría, el 7,9% de su voto de abril, se unieron a la abstención (595.000). Es la segunda mayor cantidad de electores que elige la abstención, tras los votantes de Cs. Otro 7,6% optó por otros partidos, siendo los tres principales destinos Más País (139.000), Unidas Podemos (124.000) y PP (117.000).

En tercera posición de desgaste electoral se halla Unidas Podemos, que retrocede 654.000 votos. Las dos grandes brechas en el navío morado se deben a la salida del 8,5% de sus votantes hacia Más País (318.000) y del 8,4% a la abstención (316.000).

Publicidad

El cuarto mayor descenso lo encontramos en ERC, que pierde 150.000 votantes, principalmente entre la CUP y la abstención.

En el lado opuesto, los partidos que más han crecido en votantes, y también en escaños, Partido Popular y Vox. Los populares han tenido un aumento neto de 646.000 votantes, que es el resultado del saldo neto entre los 823.000 votantes que pierde y los que gana; 1.468.000.

Publicidad

La mayoría de las bajas se producen por la transferencia de 467.000 votantes a Vox y por 237.000 a la abstención. Mientras que en el capítulo de entradas destaca el mayor movimiento migratorio de votos registrado el 10N; la llegada de 1.092.000 votantes naranjas, así como 149.000 procedentes de Vox y 117.000 desde el PSOE.

El crecimiento neto de Vox es el mayor registrado en las elecciones del domingo; aumenta su electorado en 952.000 votantes. Es el saldo resultante de restar a los votantes nuevos que recibieron; 1.201,000, los 249.000 que perdieron el 10N.

Los dos mayores ingresos de votos se debieron a la transferencia de 532.000 procedentes de Cs y a los 467.000 que llegaron desde el PP. En cuanto a las salidas, las dos más importantes, aunque relativamente menores, son los 149.000 que marchan al PP y los 66.000 que se abstuvieron.

Vox, además de ser la candidatura que mayor crecimiento en votos tiene, es la que en mayor grado ha fidelizado a sus votantes del 28A, ya que el 90,7% de aquellos le ha vuelto a votar.

Le siguen los dos grandes partidos nacionales, el PSOE y el PP, con el 84,5% y 81,2% de tasa de fidelización de sus electorados. A continuación UP con una lealtad de su electorado del 77,6%.

El más volátil de los electorados de los cinco grandes partidos del pasado 28A ha sido Ciudadanos, que tan solo ha logrado conservar el 36,0%.

Publicidad