La ex mujer de Pujol Jr. le dio un cheque de dos millones en San Valentín de 2014

Jordi Pujol Ferrusola y su abogado saliendo de la Audiencia Nacional
Jordi Pujol Ferrusola y su abogado saliendo de la Audiencia Nacional

Era el pago para quedarse con la mansión de Pedralbes tras el divorcio

La ex mujer de Jordi Pujol Ferrusola, Merc Gironés Riera, entregó a su antigua pareja un cheque por valor de 2.050.000 euros el 14 de febrero de 2014, Día de San Valentín, al objeto de extinguir el condominio que ambos detentaban sobre una vivienda situada en la calle Moneders de Barcelona, en la que ella vive en la actualidad. Así consta en uno de los autos que forma parte del sumario de la causa en la que se investiga si el patrimonio del primogénito del ex presidente de la Generalitat de Cataluña y su ex esposa procede del cobro de comisiones ilegales por la adjudicación de contratos públicos, informa Ep.

La resolución señala que la venta de la vivienda, situada en el lujoso barrio de Pedralbes, es una de las operaciones que el matrimonio realizó entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2014 en el marco del «proceso de separación conyugal» entre ambos, que también contempló la adquisición por parte de Pujol Ferrusola del 50 por ciento de las participaciones en sus empresas que tenía su ex mujer.

Se trata, en contrato, de los porcentajes que Gironés Riera tenía, a través de su sociedad patrimonial, Irigem 2012, en Iniciatives Marketing i Inversions, Project Marketing Cat e Inter Rosario Port Services, receptoras de las supuestas mordidas que el hijo mayor del «ex president» habría camuflado como trabajos de intermediación no prestados. Todas ellas fueron adquiridas por la sociedad patrimonial de Jordi, Active Translation.

Para llevar a cabo estas operaciones, esta sociedad abonó un total de 3.453.892,74 euros a la sociedad patrimonial de Gironés Riera: 2,8 millones por sus acciones en Iniciatives, 141.091,58 por las de Project Marketing y 1,3 millones por las de Inter Rosario.

El mayor del clan Pujol también realizó el 18 de julio de 2014 una donación por importe de 585.000 euros a su hija Nuria, tras lo cual una de sus sociedades le vendió una vivienda situada en la calle Ganduxer de Barcelona. Para ello, la joven abonó un cheque bancario por valor de 495.000 euros.

El juez De la Mata considera «contradictorio» que Pujol Ferrusola realizara estas dos operaciones a la vez. «Este movimiento de fondos, con carácter gratuito, se nos plantea en exceso complejo, si lo que pretendía el investigado realmente era donar el inmueble a su hija», asegura el magistrado.