La Fiscalía mantendrá la acusación de rebelión contra los líderes del "procés"

Pedirá al tribunal que condene a 25 años de prisión a Oriol Junqueras.

Oriol Junqueras
Oriol Junqueras

Pedirá al tribunal que condene a 25 años de prisión al ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.

A solo dos semanas de que concluya el juicio del "procés", la Fiscalía tiene claro que mantendrá la acusación de rebelión contra los principales líderes independentistas. Fuentes del Ministerio Público han confirmado que en sus conclusiones provisionales no modificará los 25 años de prisión que solicita la acusación para el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras.

Los cuatro fiscales del caso -Javier Zaragoza, Consuelo Madrigal, Fidel Cadena y Jaime Moreno- consideran que en el casi medio centenar de sesiones de la vista oral han quedado acreditados los hechos objeto de su escrito de acusación y la responsabilidad en los mismos de los acusados. De ahí que no se plantee rebajar su acusación a una conspiración para la rebelión o a un delito de sedición. Para la Fiscalía, el carácter violento que precisa la rebelión ha quedado constatado con las declaraciones de decenas de agentes, al igual que el delito de malversación que imputa al propio Junqueras, a los ex consellers Jordi Turull, Josep Rull, Raül Romeva, Dolors Bassa y Joaquim Forn (a estos también les acusa de rebelión) y a Meritxell Borràs, Carles Mundó y Santi Vila.

En su escrito de acusación la Fiscalía hará especial hincapié, según esas mismas fuentes, en el papel de Forn en el proceso soberanista al poner supuestamente a los Mossos al servicio de ese objetivo. Según esas mismas fuentes, además de los testimonios que se han escuchado en la Sala resulta determinante que el propio conseller asegurara en una entrevista radiofónica el 27-S que el 1-O la Generalitat permitiría que la gente pudiese votar. Asimismo, considera que fue el conseller quien personalmente "encarga a Jordi Sánchez el dispositivo de seguridad del 20-S"en la Consejería de Economía, donde la secretaria judicial se vio obligada a abandonar el edificio de madrugada por la azotea de un teatro contiguo. El Ministerio Público juzga además vitales los 28 correos electrónicos que intercambió con el mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero y la casi veintena de llamadas con Jordi Sánchez durante los registros del 20-S.

En su escrito de conclusiones provisionales, la Fiscalía solicitó 25 años de cárcel, y otros tantos de inhabilitación, para Junqueras por rebelión y malversación; 16 por idénticos delitos para Turull, Rull, Romeva, Bassa y Forn; 17 años de prisión por rebelión para Jordi Cuixart, Jordi Sánchez y la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell; y siete años por malversación y desobediencia para los ex consellers Vila, Borrás y Mundó.