La jefa de la policía local de Tenerife se ve obligada a cerrar su Twitter

Carmen Delia González ha tenido que cerrar su cuenta personal de Twitter por las acusaciones vertidas contra ella por manifestaciones que no ha hecho. Fuentes de su entorno denuncian una “campaña de acoso”

Ocurrió la semana posterior a los atentados de Barcelona y Cambrils y al hilo de los famosos tuits sobre el taxista marroquí que habían replicado numerosos usuarios.

A Carmen Delia González, jefa de la policía local de Santa Cruz de Tenerife y ex concejal, no le pareció bien “esa manipulación” y así lo puso de manifiesto en su cuenta personal de Twitter: “Con esto qué buscan los buenistas? ¿Disculpas? ¿Convencernos de qué? ¡Sinvergüenzas!” Se refería, claro está, a quienes estaban en Twitter replicando el mensaje como si fuera propio. En algunos casos, según se ha afirmado, podrían incluso haber sido bots. En ningún momento Carmen hizo alusión a religiones o nacionalidades.

Lo que Carmen ni se podía imaginar la que se le vendría encima. Su mensaje fue “denunciado” como “islamófobo” por miembros del PSOE y Sí Se Puede (Podemos) del Cabildo de Tenerife. Finalmente, esta funcionaria policial se vio obligada a cerrar su perfil en la red social del pajarito azul (@cdeliag).

El socialista tinerfeño Tino Guzmán acusaba a Carmen: “Es injusto que millones de musulmanes sean tratados de terroristas cuando están igual de horrorizados”. Especialmente llamativa fue la postura del socialista José Antonio Valbuena, Consejero Insular del Área de Sostenibilidad, Medio Ambiente, Aguas y Seguridad del Cabildo. En sus cuentas de Facebook y Twitter la tachó de “islamófoba” y “xenófoba”:

No solo eso, según el político socialista, “también el KuKusKlan (sic) usa el nombre de Dios para legitimar sus actos y no por eso significa que todos los Cristianos seamos xenófobos por el hecho simple de profesar una u otra confesión”.

Por su parte, la concejal de Sí Se Puede Tenerife, Asun Frías, ha exigido la apertura de expediente a esta funcionaria, así como responsabilidades políticas por falta de cultura democrática.

Fuentes cercanas a Carmen Delia González con las que ha hablado LA RAZÓN, denuncian que “se ha desviado el ataque”, porque “Carmen lo que denunciaba es la falsedad de los twitteros, como es evidente”. En opinión de estas fuentes los políticos que la han acusado “no reúnen las condiciones democráticas, éticas y morales para ejercer con seriedad e imparcialidad sus funciones”.

Por cierto, Carmen Delia González “jamás ha tenido carnet de Coalición Canaria”.